lunes, 12 de marzo de 2007

Los toros. J. R. Sierra

Estos poemas me los envío J.R. Sierra para ser publicados

Como quiera que el tiempo no anula el sentir de sus versos, aquí los pongo para su recuerdo.


los toros


a la fuerza me tiene que gustar
porque en la tierra que me crié
tiene sangre torera
miremos por
doquier


recuerdo que desde muy pequeño
al llegar el mes de septiembre
soñaba con ser torero
y junto con otro amiguete
preparábamos la muleta
para torear en el ruedo

las cañas de maíz
eran el estoque
otras mas cortas las banderillas
buscábamos trapos por los canastos
para dar pases de rodillas

desde la plaza del molino
hasta la casa de mi abuelo
con los trapos hacíamos remolinos
creyendo que ya estábamos
en el centro del ruedo

mas tarde vino la tele
en verano
algunas tardes de toros había
en las tabernas acudía la gente
para ver lo que
Santiago Martín "El Viti" hacía
junto a los toreros de su época
como Antoñete
Antonio Bienvenida
Miguel Dominguin
El Cordobes "payasete"
Los Hermanos Peralta

que bonita estampa
sobre caballo rejoneador
clavando rejones de nacar
burlando al toro alrededor

diestros con las muleta
diestros con las banderillas
jinetes con los caballos
valientes clavados de rodillas

lo que no tengo muy claro
es el sufrimiento y la muerte del toro
muchas veces he estado pensando
y he llegado a la conclusión
de que para que se consagre el arte
en el arvero tiene que haber sangre
de toro o de torero
ya que esta la vida en peligro
ya que esta la vida en juego
y es que el toro ha nacido
para ser toreado y morir en el ruedo.

j.r. sierra en vicar julio de 1987


la suerte de banderillas


morenito de maracay
que par de banderillas pusiste
con los pies firmes y recibiendo
hacia ti veloz venia el toro fiero
pero tu estabas sereno
y a un palmo de tu carne
tu le diste ese gran quiebro
dejando los dos palos clavados
en las mismas cruces de su cuero

habrá gloria para ti
dentro del mundo del toreo
pero yo te recordare
como un buen banderillero

j. r. sierra vicar julio de 1987


la muerte de "el yiyo"


eras gran maestro y figura
siendo casi un niño
muy pronto llego tu clausura
con aquel toro fiero

te dio volteretas dos
y casi cuando estabas a salvo
te empitono por el costado
haciendo con su asta
lamentos y gritos
de cuantos habían en la plaza

hasta tu te dabas cuenta
que tu vida se estaba apagando
le dijiste a tu peón de confianza
¡ay¡ este toro me ha matado

en aquella arena
tu sangre manaba
muchos lloraban de pena
muchos todavía te aclaman

por que fuiste un chiquillo
porque fuiste un gran torero
porque el nombre de "el yiyo"
se recordara siempre
dentro y fuera del ruedo.

j. r. sierra vicar julio de 1987


soneto

tarde de toros en Laujar


me acorde mucho de Villaespesa
cuando vi los toros por el chiquero salir
fueron seis los que se dejaron morir
después de ser toreados con capote y muleta

¡ay¡ Francisco si levantaras la cabeza
volverías por tu cuerpo sentir
tus siete fuentes y también vivir
el arte de buenos toreros en la plaza

vivo esta tu Laujar
mas moderno que antaño
parece un gran manjar

pasando año tras año
con su aire primaveral
y a sus mujeres endulzando

j. r. sierra laujar de andarax 21/9/ 1987

LO MÁS VISTO