3 nov. 2010

Araña la tierra. Maribel Cerezuela


Autores desconocidos. Entre los apuntes del armario infinito

febrero, 6, viernes: 
"Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien cuyo nombre no puedo oír sin un escalofrío". Luis Cernuda


Araña la tierra

e invita a quedarse

luego, poco a poco,

acaba destruyendo

todo lo construido.

Mientras tanto

la sombra le produce

ese escalofrío del que no quiere hablar.

Lucha, con paciencia,

sin demasiado empeño.

Sabe que tarde,

aunque posiblemente más días,

acabará muriendo.

-----------..._______....----------------

9 de febrero, lunes.

"Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es que no". Gabriel García Márquez.

Cuando Alicia llegó a casa se encontró con que Javier se había ido. Miró sobrecogida, con un dolor punzante, el reloj del comedor que le llegó a molestar con su persistente tic, tac . Lo odió.

Claro que, Javier, nunca se enteraría y le dolía.

Aún es pronto para acostarse, aunque mañana tendrá que ir al concierto. Ellos no saben, tampoco importa ya, lo mucho que le está doliendo esta situación.

No todo fue dolor o amargura. También hubo buenos momentos. Ahora los tenía allí zumbando insistentes en su mente. No respetaban que ella quería llorar. Llorar.

Aquella mañana de agosto subió al autobús que le llevaría a la playa. Se levantó con el ánimo poderoso, presagio de buenos momentos.

Falda corta, turquesa, con mocasines marrones y una blusa de Play Boy haciendo juego.


{Tres de noviembre de dos mil diez.}