sábado, 2 de diciembre de 2006

Seguimos con pasado y presente. Maribel Cerezuela




Cuadro pintado en acuarela por Diego Cerezuela Bueno.- 02 Ene 2006


LOCURA LAPIDARIA

Siento algo, siento gente
Siento quince,  siento veinte.


SI YO FUERA POETA

Si yo fuera poeta,
Escribiría tantas cosas...
Comunicaría tantas ideas...
Liberaría tantos impulsos...
¡Denunciaría tantas quejas!

Si yo fuera poeta,
Saciaría tantos anhelos...
Expresaría tantos fines...
¡Alcanzaría tantas metas!

¡Ay!, si yo fuera poeta.



ESPERANZA

Quería decirte tantas cosas
Para que tú me entendieras;
Mas me siento incapaz
Quizá no me comprendieras.
Me gustaría hablar contigo,
Comunicarte experiencias...
No lo consigo
Me quedo con ellas.
Te amaría siempre
Si tú me quisieras,
¿por qué no te atreves?
Algo recelas.
Miedos te invaden
Absorta te quedas,
Alguien no entiende
Qué es lo que esperas.



En aquellos años de terraza mirando al mar, pluma sin censura... Años de pandilla con jefe, aprendiz de bailarina, oyentes de Santana, Yes, David Bowie, ... saltos de vía de trenes... Trenes que llegaban de Barcelona, amigos que se iban a Madrid Estos poemas no tienen firma propiamente dicha, aunque se escribieran en papeles sueltos, servilletas de bar - la cabaña del Tio Tom, con frases de unos y de otros, pero lo que no cabe ninguna duda es de que la idea, la originalidad, pertenecía al inquieto y más imaginativo, músico y creador de toda la pandilla de amigos: Andrés Núñez Frías.


AMISTAD

Eres como la música,
Sin ella, no puedo pasar.
Me alienta, me ayuda a trabajar
Si. Eres como música,
me transmites tranquilidad.
Música, no dejes de sonar
Que consiga la serenidad.



OVILLEJO

¿Qué es la vida?
Rutina
 ¿qué es la muerta?
Suerte
Y ¿qué es el amor?
Furor
De ese modo en mi estupor
Ningún remedio se alcanza,
Pues me matan la esperanza
Rutina, suerte y furor.



SOLEDAD INCIERTA

Estoy solo en mi habitación
¡pero estás tan cerca, ...!
quiero eludirte
y apareces como incierta
¿Quién eres?
Yo, ¡quien tú esperas!.



IRRACIONALIDAD

La lista está llena (repleta)
( y su lista aún no está llena)
Pepe, Miguel, Fernando...
Y un largo etcétera,
Sólo me oye: ¡son rojos!
Su vida no merece la pena

LO MÁS VISTO