18 ago. 2011

II.- Rayuela ¿Cómo surge?. Maribel Cerezuela


      "Replanteamiento a raíz de una realidad nueva, brutal y distinta que me descolocó. De no haber salido de la Argentina no habría surgido Rayuela. Tampoco habría surgido si no hubiera vivido en Argentina."

        Presenta una situación humana normal, habitual: La situación de crisis. Pero que aquí no es una crisis cualquiera, sino esa de la que va a resultar "el franqueo de una frontera", que va a dar lugar "A un hombre diferente". Presenta la experiencia de la apertura al prójimo. De un contemplar al hombre, la aventura humana de lejos, sin implicarse, como espectador reflexivo- así son los personajes de las puestas del cielo y el perseguidor, y así es Oliveira en el lado de acá antes de llegar a París en Rayuela-, a su experiencia europea en la que se da una mayor densidad de experiencia humana, descubrimiento del hombre como prójimo y se interesa por él en medio de un clima intenso de la vida en París. En Argentina había vivido de un sistema de valores, de ideas y la llegada a Europa significó confrontar todo eso: manera de ver, de pensar, de escuchar. Se dio como una condensación de presente y pasado, un hostigamiento que hace que ambos se unan y el resultado fue Rayuela.

¿En qué consiste Rayuela? Plasma actitudes, experiencias humanas profundas:

-        Búsqueda de una realidad otra. Tanto Johnny como Oliveira se sitúan en una postura de búsqueda que niega el intelectualismo puro, postura más existencial: priva más lo intuitivo, la apertura, en una tentativa de dinamitar valores tradicionales: el lenguaje y los antiguos parámetros de la razón, los esquemas de pensamiento viejos, tradicionales occidentales.

-         Postura de Autocrítica de los mecanismos por los que se llega a esa encrucijada. Mi propia encrucijada y que tiene como fin esa petición de autenticidad total al hombre en momentos cruciales de su vida. No se trata de negar la experiencia – ese desfondamiento en el pasado- sino de vivirla verdaderamente limpia en vez de como un engaño o como un espejo para buscar nuevas salidas. Y esto a través de la revisión, de la confrontación constante, de unos sistemas de ideas con otros, de la experiencia propia con la de otros, confrontando su proyecto de existencia con los nuevos elementos que encuentra en su camino, para ver si sirve o no. El papel de Oliveira, que no acepta nada sin replantearse y reconsiderar si debe o no aceptar, nos la revelan claramente.  Rayuela coincide con la necesidad que planteaba Cortázar a los argentinos de que tocaran su fondo más amargo, todo lo que una historia de cara al país les escamoteó durante largo tiempo para remontarse después hacia ellos mismos, y llegar de verdad a ser lo que tienen que ser.

-        Traduce la falta de certidumbre del argentino y de todo hombre en general, esa falta de suelo en que apoyarse- un pasado seguro- le falta y es un arma positiva en Rayuela porque le hace a uno ponerse en situación de descubrir terrenos nuevos, explorar, inventar por necesidad. Es la capacidad que tiene América Latina, -no con el lastre de la cultura occidental ya vieja- de poder inventar, descubrir ese mundo nuevo. El continente de la esperanza es llamado y aquí veo una buena razón para ello.

-        Cuestiona todo: Herencia, patria, historia, yo mismo el primero. Y después surge otro hombre. Fue mi camino de Damasco dice él; de una experiencia humana diluida, que no se atreve a disolverse en el otro, sin deseo de comunicarse hacia su experiencia en París que le hizo entrar en un clima distinto. El paso hacia el compromiso lo daría después.

-         Trata de subvertir los valores como la razón, la lógica tradicional y el vehículo de que se sirve para expresarse: El lenguaje. Intenta sustituirlos por la intuición, lo fantástico, por la capacidad del hombre de abrirse “a esa realidad otra” que le dé sentido. Este rasgo lo ven muchos como peculiar de A. L. También trata de buscar un lenguaje nuevo. Todo descubrimiento, intuición ha de ir acompañado de su lenguaje propio, su expresión propia y se ha de buscar el vehículo que más lo facilite.

-         El personaje central de la novela, Oliveira, es un tipo tierno, que disimula su ternura, que la desea pero no la acepta si va envuelta en compasión. El va siempre en busca de cosas absolutas.

-        Se sitúa en tres momentos de su vida distintos donde vive unas experiencias distintas y que dan lugar a como tres partes en la novela:

-         1.- Del lado de acá: Argentina,
-         2.- Del lado de allá: París.
-         3.- Del lado de acá: Argentina otra vez.

        En la primera parte, en Argentina aún, Oliveira se sitúa fuera del resto de los personajes, como espectador, incluso en sus relaciones interpersonales le falta aún la experiencia humana vivida a fondo, compartida con el prójimo. En París se dio éste paso. En París se le presenta “la crisis de su vida”, “su camino de Damasco” como lo llamará él que supone la experiencia de la necesidad de los otros, se da cuenta que la salida de ella no puede ser individual. En su experiencia llega a la fraternidad total entre los dos protagonistas, Johnny y él. Al franqueo de una frontera es a los que se llega al final del libro y que desemboca en un hombre diferente.

        La muerte final parece poco original. Pero hay quién ve en éste final un final abierto para que el espectador dé su respuesta, para hacer al lector cómplice. Así se puede pensar que Oliveira sigue con su vida, con sus búsquedas, aguantando sus problemas y siendo fiel a esas búsquedas (como el lector). El final, más que una muerte puede ser una de esas crisis pasivas, etapas como de atonía que seguían en él a las grandes crisis pasivas, de búsqueda.