jueves, 16 de agosto de 2012

Comer sin ganas




Tu madre te ha pedido
que abras la boca
y te comas todo
lo que te ha puesto en el plato.

Cojes el cubierto, y
lo miras como si fuese la primera vez
que ves una cuchara.

Uno, dos, tres,
te enseñaron a cerrar la boca,
no hablar mientras masticas,
la carne descongelada.

Masticas con desgana
no tienes hambre
de "cadáveres" aliñados
con vino de la tierra

Huele ¿A qué huele?
Te dicen, te preguntan,
¿Estás enferma?
- No. Dices sin convencimiento..

Come, come, come...



LO MÁS VISTO