lunes, 20 de agosto de 2012

Más sobre Virus. Maribel Cerezuela

En estos días ha sido de nuevo en la prensa especializada, como es ibrujula.net, otra nueva alerta de invasión de nuestra propiedad intelectual a partir esta vez, y al parecer, de un fichero llamado advert.dll que una empresa ha distribuido en programas como GozZilla, CuteFTP o GetRight. 

Para saber si el equipo con el que se trabaja está infectado y trabaja con Windows, basta localizar en el directorio "c:\windows\system" un archivo con el nombre "Advert.dll". La solución más rápida, pero con más pegas, es eliminar el archivo Advert.dll. De esta forma se consigue que el programa deje de funcionar, pero también dejan de hacerlo los programas que lo instalaron. Así que adiós a CuteFTP, GetRight, etc. Y aun así esta solución no es del todo sencilla. Aparte de borrar el fichero (es necesario hacerlo en modo MS-DOS) habría que eliminar todas las referencias existentes en el registro de Windows, lo que puede convertirse en una áspera y trabajosa tarea.

Hagamos un recordatorio de los tipos de virus, para no olvidar que toda precaución es poca y no debemos dejar a buen albedrío lo que le pase a nuestro ordenador.

Sabemos que hay
1.- Virus llamados de fichero
2.- Virus de sector de arranque
3.- Virus de Tabla de partición
4.- Virus multipartitas
5.- Virus de macro
6.- Virus polimórficos o encriptados.

Por tanto y como primera premisa incondicional y sin excusas para no lamentarnos después, hay que llevar a término una primera regla que es: JAMáS ABRIR UN EMAIL O UN FICHERO QUE NOS HAYAN ENVIADO SIN PREVIA PETICION DE NOSOTROS MISMOS.

Ya sea del mejor amigo del mundo, porque este puede estar infectado y no saberlo; de una empresa que dice mandarnos un regalo; o cualquier otro medio, como puede ser el más común, el amigo o conocido de batallas, que nos deja un disquete de juegos como lo más chic del mercado. NO instalar nunca sin escanear primero, esta sería una segunda premisa. Evitará que nos pasemos toda la semana llorando porque hemos perdido una información valiosa como la última tesina que pasábamos al doctor x y tenía que ser entregada el sábado próximo. 

Y tercera premisa: Siempre, si hemos optado por tener en nuestra base de datos un antivirus, siempre, repito, tiene que estar súper actualizada. No valen antivirus de un mes atrás. Tener una base de datos sin actualizar es ocupar un espacio innecesario del disco duro que sólo está estorbando. No vale para nada.

Los pasos de gigante con que evolucionan las técnicas para infectar y tomar el ordenador ajeno evolucionan con tanta rapidez que no se ha descubierto uno cuando ya nos tienen instalado otro aun más potente.

Cuando instalemos un antivirus y lo ejecutemos para buscar virus, es muy importante saber a qué estamos atacando o queriendo destruir porque soluciones drásticas son necesarias solamente en contados casos y no siempre se tiene que perder el programa que lo contenía.

Quien no se acuerda de virus famosos como el Pelota, Viernes 13, el Flip, Holocausto, el Natas. Es el riesgo de todo informático ante la curiosidad y el deseo de estar a la última en todos los conocimientos. 

Aquello de quien no se arriesga no lo consigue tiene su parte de razón.
Porque un poquito audaces si que lo somos. 

maribel cerezuela

LO MÁS VISTO