sábado, 26 de febrero de 2011

Sal a la calle y lee: "Un momento de descanso", de Antonio Orejudo

Me decían mis amigos que dejara un tiempo de jugar a los "muñequitos" y saliera a la calle a pasear. Cumpliría dos objetivos: Ver cómo va cambiando la ciudad y fortalecer músculos. Sobre todo porque tener un trasero en forma de silla no es muy práctico que digamos. Bromas aparte, lo cierto es que he estado unos quince días sin apenas sentarme delante de un ordenador ¿Qué he hecho? No mucho. Leer libros y ver series de TV. Sobre todo House y Bones, AXN y Castle, de ahí no me saques que no me gustan las demás.

Otro tanto hacer muchos Sudokus, -menudo vicio he pillado-, es peor que comer pipas... y tomar café con los amigos, -que antes eran mis amigos de wow y ahora no hablan de otro juego que del lol, en el Despacho en el antiguo Tayko que ahora no se cómo se llama.

De libros, lo ultimo que he leído ha sido a Antonio Orejudo. Como muchos seguidores de su obra ya estábamos deseando que diera a luz. Risas. Ahora ha publicado "Un momento de descanso". 

La obra está estructurada en 241 páginas que se leen en un día festivo, o en tres si quieres rumiar e investigar nombres propios de los que narra anecdotas o lugares geográficos para visitar.

Se la dedica a Helena ¿quien eres Helena con H? No pone para mi esposa o mis hijos, el mundo o una dedicatoria con frase sentenciada por un autor que murió hace años cubierto por la fama... sólo a Helena. Es curiosidad.

Después de la dedicatoria
1.- Aparece un fantasma desde la página 11
2.- Cómo me hice escritor desde la página 97 y por último
3.- La felicidad del hombre descansado desde la página 147

En el primer relato, aparece un fantasma no hay fotografias que ilustren nada. Ni siquiera una foto de la portada de la universidad donde impartía clases Cifuentes. Por cierto, lo de Ci- Fuentes, es en honor a Di Fuentes? Sería simpático y a destacar ese guiño geográfico.

En como me hice escritor si hay fotos. Página 109. Aquí pensé que la habías puesto porque te añoras con pelo largo, cuando todo se ve posible, y creemos que podremos cambiar las cosas que tenemos cercanas. Pág. 116, la más inquietante porque a la gente nos gusta el morbo a rabiar. Eso de que sea verdad y encima de la "alegre doña Ximena" es de lo más perverso...

Seguimos leyendo y "La felicidad del hombre descansado" vuelves a la carga con dos frases que resumen todo el libro... ¿Cuándo fue consciente de lo que estaba sucediendo? y ¿No le parece que ha pasado demasiado tiempo para mantener tan vivo ese odio?, con una fotografía en la pág. 156, donde se puede leer "Una norma permite licenciarse sin aprobar la última asignatura..."... (¿fue esta noticia la causa? nunca lo sabré..
Más fotografías en la pág. 167, 168, 169, 170 y 231.
Invito a su lectura.
No digo más. Después comentamos. 

Escucha sin falta la entrevista que le han hecho. Está muy guapa

LO MÁS VISTO