domingo, 12 de mayo de 2013

Los almendros en flor. Francisco Cañabete Reche

LOS ALMENDROS EN FLOR
                        ¿Por qué es tan difícil escapar de la propia sombra?
                                              
                                                    Zenón
Mientras avanza el tren, se desgranan sobre la alfombra oscura de la tierra los almendros en flor. Sus formas blancas y sus sombras rosadas; sus troncos negros, testigos silenciosos de los amaneceres, ocupan la llanura. Permanecen callados, como un conjunto aislado de promesas de vida, de esplendor escondido, de posible futuro.
Detrás está la niebla, densa y blanca también, la intangible barrera que apaga el horizonte; y mas lejos la mole que forma la montaña, con sus altos parajes sazonados de nieve.
Mientras yo la contemplo, me pregunto de pronto, si aun resulta posible conseguir la esperanza.
Vuelvo hasta lo cercano.
Los almendros me miran, sus flores me acarician y me dicen que sí.
El tren sigue avanzando mientras cierro los ojos
y así, por fin, descanso.
Viajando hacia Granada.
FRANCISCO CAÑABATE RECHE

LO MÁS VISTO