martes, 14 de mayo de 2013

Tauromaquia. Oscar J. García López

LA VOZ DE LA COMETA. TU VOZ EN INTERNET

Tauromaquia

AUTOR: OSCAR J. GARCÍA LÓPEZ
El toro, desconcertado en su ceguera de corral, bramó dos veces antes de darse cuenta de donde estaba. El coso de la muerte, aguardaba expectante la demostración de bravura del animal perdido en su correteo sin rumbo.

Susurros y jadeos pululaban en la atmósfera de tarde de domingo comprada en la reventa, mientras aguadores sudorosos vociferaban desesperados en su eterno pregonar.
El toro, parado en el centro de la plaza, observó con ojos de daltónico humillado, la marea humana que le admiraba en su gran día. Los clarines y cornetas sonaron insolentes acallando a las gradas. Latidos y silencios, precedieron la tragedia.

Llorando, en la añoranza de la dehesa que había sido su paraíso en la tierra, perforó el corazón del torero de medias rosas y montera azabache, que como  un muñeco de trapo se alzó en un vuelo sobre las astas erectas de toro bravucón, antes de morir en la plaza entre los oles de un público de ferias y mantilla, absorto en el espectáculo de la sangre, no importa de quien, lo importante es que esta mane a borbotones, mojando la arena en  un reguero de muerte que se cubrirá de fiesta en los farolillos de cualquier taberna a la hora de la cena.

LO MÁS VISTO