lunes, 25 de agosto de 2014

La telebasura. Maribel Cerezuela

Me estoy poniendo bastante nerviosa. El reloj de mi ordenador marca las 16:28. En la TV están retransmitiendo un programa que me parece muy interesante sobre el virus en general y, en este preciso instante, el del Sida, en particular. Hablan y hablan, desde el programa Redes, en TV 24 h., pero mis nervios van en aumento. Acabo de limpiar la mesa. Tomo mis dos folios en blanco y mi bolígrafo preferido. Perdón, pero eso de tomar la pluma me parece una estupidez, por muy fino que quede escrito. A lo que iba, preparo la habitación para este momento en el que me tengo que sentar y escribir, de una maldita vez, un relato de no más de dos folios sobre la Telebasura.


El sábado hice un esfuerzo. Encendí el receptor y, ¡ay maravilla!, vi un gran partido de tenis entre nuestro gran maestro Nadal y..., no me acuerdo el nombre del contrario, abro la página del buscador más famoso del mundo, http://www.google.com, y en deportes, cuando lo que espero es encontrar una foto y un titular, no menos grande, de Nadal y su copa, me encuentro que no viene ni una sola noticia sobre el partido más famoso del mundo: "El torneo de Roland Garrós". Son las 16:34. Me voy a buscar a Yahoo.es. Noticias. Ya estoy, pero para mi decepción la única noticia que viene es sobre "Raúl no se perderá el partido contra Ucrania". Nada de tenis, nada de mi Nadal. Me adentro en http://www.yahoo.es, sección deportes, y, ¡por fin!, un titular enorme:


Tenis: Más de 4.8 millones de espectadores siguieron ayer la victoria de Rafa Nadal en la final de Roland Garros. Madrid, 12 (EUROPA PRESS) Más de cuatro millones de telespectadores (4.382.000) siguieron ayer la victoria del tenista mallorquín Rafael Nadal, sobre el suizo Roger Federer en la final de Rolang Garrós.


El sábado disfruto con el tenis. El domingo con otro campeón de campeones, Fernando Alonso gana en Silverstone (Reino Unido), 12 jun (EFE). El español Fernando Alonso (Renault) logró ayer en el Gran Premio de Gran Bretaña, octava prueba del Mundial de Fórmula Uno, su quinta victoria de la presente temporada, y la tercera consecutiva, y lo hizo con autoridad y contundencia, sin dar opción alguna a sus rivales.


Las 16:44. El programa de los virus sigue su curso. "Un pato doméstico normal pasa por allí y se infecta". Yo si que soy un pedazo de animal. El tema, reitero, es la telebasura. El director de "Diariovoz", uno de los mejores periódicos locales gratuitos de noticias de Almería, insistió en que el tema debía de ser lo más crítico y de rigor posible. ¿Cómo se puede hablar de telebasura y ser crítico y de rigor científico al mismo tiempo?


Juan llega a la habitación, lo que aprovecho para llorarle sobre la injusticia de tener que escribir sobre un tema que me gusta tan poco y del que no sé nada. Me increpa diciendo que, para empezar, telebasura es "Ana Rosa Quintana", "Gran Hermano", "Operación Triunfo", "Aquí no hay quien viva", y ese largo etc., interminable que se puede comprobar en cualquier revista "Pronto". Si quieres ver telebasura quita ese programa ya y no pierdas el tiempo en temas culturales.


Tiene razón. Casi siempre tiene razón. Pero a mí lo que me gustaría ahora mismo es abrir mi pantalla de TFT, encender mi ordenador y jugarme una partida de ajedrez. Mi clave está a punto de caducar y con el rollo de la responsabilidad del domingo, no he jugado nada.


Hago zapin y en la TV1 se retransmite lo que parece ser una telenovela sudamericana. Lo digo por el acento. Me voy a la TV2. La cordillera alpina. Paisajes de maravilla. Música del Bolero de Rabel, y .. que no. Que eso tampoco. Busco telebasura de una vez. Son las 16:56. Canal 3. Otra telenovela. Qué felicidad para mi madre. Ella si que disfruta con ellas. Si hubiese justicia ella tendría que escribir sobre ese hombre que le mira y le desnuda. ¡Y no sé qué más! Ese hombre. Ridículo. Canal Sur. Hablan de nietos e hijos. No aguanto más. Enciendo mi ordenador. ¡Qué paz! Las 17 horas. Todos mis amigos me esperan en el "ogame". Han puesto SAC. Están celebrándolo con bengalas y salvas de sondas. Qué envidia.


Lo envío. Así mismo. Esté como esté. Total, el director no me puede enviar a la calle. Sabe que a la gente lo que le gusta es no gastarse el dinero y si recorto esta foto, le añado unas buenas tetas y le tapo un poquito los ojos, con esta pamela sudamericana, como colofón, queda muy convincente. El artículo se publicará mañana en página impar y a color. Especial vacaciones. Nadie quiere que le agüen la fiesta con críticas a la telebasura. ¡¿A que no?!


LO MÁS VISTO