15 nov. 2016

EL LAMENTO DE UN QUERER. JOSÉ LUIS GRANADOS LÓPEZ

EL LAMENTO DE UN QUERER

En un pesar sin vivir
A mi novia yo tengo que enamorar
Un sentimiento sin sentir
Yo quisiera sus labios besar
En el camino a la gloria
Mi cabeza pensaba en ti
Un sentido de agobio y alegría
Me recordaba el día en que te conocí
Mi viaje ha sido largo
Mi alma estaba aturdida
Mi sentimiento había descansado
Y tu alma se sentía perdida
Al final de mi camino
Tú me deberías de querer
Mi alma; tú debías de tener
Cuando se termine ese camino

ENTRE DOS AMORES

Dos pensamientos tengo en la cabeza
Uno parece ser o estar joven
Me sentimiento padece tristeza
Otro parece ser o estar mayor

No poder verlas es mi profundo dolor
Yo quisiera verlas algún día
Y mi corazón tenía mucho amor
Mi alma algo sentía

Arropado por un manto de terciopelo
Mi mirada apuntaba hacia el cielo
A mis dos amores estaba adorando
Arrodillado estaba, a DIOS rezando

Vuestros bellos cuerpos estaría yo contemplando
Vuestros labios carnosos estoy yo mirando
Mi alma percibía vuestro amor
Mi corazón se sentía con mucho dolor


DIME SI TE ACUERDAS DE MÍ
Dime si te acuerdas de mí
En el díe en que te conocí
Me puse contento cuando te vi
Y ese día te enamoraste de mi.
Dime si te acuerdas de mí
Y en mi corazón tu imagen retení
Cuando un día te regalé flores
Dime si te acuerdas de mí
A pesar de todos mis males y dolores. En el día en que me puse malo
Dime si te acuerdas de mí.
La vida nos dio un palo. Cuando ese día te acordaste de mí
Cuando mi corazón estaba palpitando por ti.
Cuando en ese dúa te enamoraste de mí
Un estremecimiento en mi cuerpo sentí


EL CAMINO HACIA LA LIBERTAD

En un tiempo no muy lejano
Me encontré una hermosa mujer
Estando de labranza
Me acerqué y le extendí mi mano.
Tal cosa le dije que mía tenía que ser Dios generoso y bondadoso me mandó una alabanza.
Un tormento me agobiaba y me atormentaba, no podía vivir
Tenía en ella un regocijo y alivio que mis penas se las llevó el río
Y mi corazón no podía más resistir
Ella liberó las cadenas