LEE EN EL IDIOMA QUE QUIERAS

domingo, julio 30, 2017

POKÉMON GO, LA AMISTAD.

POKÉMON GO




Cuando Junichi Masuda y Shigeru Ohmori crearon el videojuego de Pokémon, dudo que supieran hasta qué punto revolucionarían las redes sociales, base en San Francisco, y a una empresa puntera, Niantic, que se ha llevado toda la gloria con más de 500 millones de bajadas para móviles con la aplicación apps POKÉMON GO.

@DIARIOVOZ. REVISTA DE LITERATURA

@DIARIOVOZ. REVISTA DE LITERATURA

POKÉMON GO ALMERÍA
MÁS DE SETENTA PESONAS NOS FUIMOS REUNIENDO A LO LARGO DE LA RAMBLA 





POKÉMON GO ALMERÍAUna de las razones de su éxito, me atrevería a decir, es la capacidad de convocatoria que tiene el juego al unir el mundo real con el virtual donde se relacionan personas venidas de toda la provincia y capital atraídas por el Legendario de turno. Las quedadas, como demuestro en las fotos, denotaron un punto de interés en estos eventos inusual para otros juegos de mesa, salvando al World of Warcraft en sus mejores tiempos.
Inconvenientes, claro que los hay. Los móviles han  de ser de última generación, necesitan GPS, Giroscopio, conexión de datos móviles e internet, pantalla HD, memoria 4G, lo que no está al alcance de todo el mundo en época de crisis.

Ventajas, conoces tu ciudad, la provincia, palmo a palmo. No hay edificio emblemático, estatua, colegio, plaza o rambla que no tenga una parada pokémon o un gimnasio. 


POKÉMON GO. ALMERÍA
LEGENDARIO ARTICUNO 


Fecha de estreno inicial: 6 de julio de 2016

Desarrollador: Niantic, Inc.
Serie: Pokémon
Distribuidor: Niantic, Inc.

Géneros: Realidad aumentada, Juego ubicuo





Haciendo un poco de historia, cuando cumplimos un año del nacimiento del juego, recordamos que son cuarenta niveles los que hay que superar, con distintas recompensas para cada nivel de juego.

En Almería tenemos hace más de un mes a un ejemplo a seguir que se llama Álvaro, nivel cuarenta hace más de dos meses. 




jueves, julio 27, 2017

POR LAS RAMBLAS DE ALMERÍA. Maribel Cerezuela

Hoy podría escribir un poema
de palabras afiladas,
con cadaveres sin alma,
huesos que vagan sin conciencia,
atrapados en la inercia, sin salida.

Hoy podría gritarle al mundo,
la mierda que hueles todos los días,
cuando caminas por las calles de tu tierra.
Lodo acumulado, hojas secas,
musgo de muchos días,
en la Rambla asfaltada
que otras veces olía a hierbabuena.

Hoy aumentaría el número,
ese que tanto gusta a las estadísticas,
uno más, que eleven los tantos por cientos,
ya estamos acostumbrados.

Es la indiferencia





Today I could write a poem
Of sharp words,
With corpses without soul,
Bones that roam without consciousness,
Trapped in inertia, with no exit.

Today I could shout to the world,
The shit you smell every day,
When you walk through the streets of your land.
Accumulated sludge, dry leaves,
Moss of many days,
On the asphalted Rambla
Which at other times smelled like spearmint.

Today it would increase the number,
That so much like the statistics,
One more, that raise the many by the hundreds,
We are already accustomed.

It is indifference

viernes, julio 21, 2017

Mis libros. Maribel Cerezuela

Qué buscas, qué sueñas, dime, 
tú que compartes mi espacio, mi mesa
que no me hablas, ni me atormentas.
Qué espacio habitas que no soy yo.
Recuerdo momentos de tiempo sin tiempo
donde nuestra unión era perfecta.
ni cansancio ni hastio,
todo era disfrute y pasión.
Ahora son otros tiempos,
mi alegría ha mermado la memoría
que compensaba todo lo exterior.
No había sed que saciara vuestra ausencia
en la mía tan necesitada.
Ahora, tú, palabra callada,
impresa en multiples formatos
o escrita y compartida en el Dropbox
no me acompañas. Te alejas. 
Tú, libro, háblame.

MARIBEL CEREZUELA. MIS LIBROS

DIARIOVOZ. REVISTA DE LITERATURA


What you want, what you dream, tell me,
You who share my space, my table
That you speak not to me, nor torment me.
What space you inhabit that is not me.
I remember moments of time without time
Where our union was perfect.
Neither tiredness nor hastio,
Everything was enjoyment and passion.
Now are other times,
My joy has diminished the memory
Which compensated for everything outside.
I was not thirsty to satisfy your absence
In mine so in need.
Now, you, quiet word,
Printed in multiple formats
Or written and shared in the Dropbox
You do not accompany me You walk away.
You, book, talk to me.

GALERÍA ACANTO

GALERÍA ACANTO PRESENTA MEDITERRÁNEO 2017



OBRA GRÁFICA, PINTURA, ESCULTURA,  FOTOGRAFÍA

21 DE JULIO -  23 DE SEPTIEMBRE 2017

ACTO DE APERTURA DE LA EXPOSICIÓN:  VIERNES 21 DE JULIO,  20,30 HORAS

Cuarta Edición de "Mediterráneo", exposición colectiva multidisciplinar (obra gráfica, pintura, escultura,  fotografía) con un tema en común, nuestro mar y el paisaje que lo rodea, así como la luz, los colores, el paisaje y el paisanaje, las sensaciones, las vivencias, la cultura , la mitología, todo ello visto e interpretado desde múltiples ópticas, con  diversas técnicas y estilos, por trece artistas de muy distintas procedencias.

Se trata de la quinta edición de esta muestra en nuestra galería, idea que nació en 2005, año de los Juegos Mediterráneos de Almería, y año en que la revista literaria y artísitica "Salamandria" publicó un número monográfico sobre el Mediterráneo. Una selección de las obras originales que ilustraron la revista fue el contenido de aquella muestra. En 2006, 2013 y 2014 celebramos la segunda, tercera y cuarta edición,  contando con algunos  de los artistas presentes en la primera e incorporando a nuevos autores, al igual que en esta quinta ocasión.

LAURA ARDILA (Medellín, Colombia, 1984)
CHRISTIAN BOZON (Lons le saunier. Francia, 1969)
OLEGARIO COSANO (Córdoba, 1958)
ENCARNA HITOS (Granada)
JOSÉ ANTONIO JIMÉNEZ MARTÍNEZ, “SAFI”, ( Serón, Almería, 1962)
KARLOS KAPLAN (Almería, 1980)
RESTITUTO LÓPEZ, “RESTI”, (Villena, Alicante, 1948)
FRANCISCO MARTÍNEZ ROMERA (Almería 1977)
JOSEP MOSCARDÓ (Barcelona, 1953)
MIKA MURAKAMI (Shizuoka-Ken,Japón, 1965)
JOSÉ MANUEL PEÑA (Granada, 1963)
MONIQUE DE ROUX, (Boulogne-Billancourt, Francia, 1946)
CONNIE WESTENDORP (La Haya, Holanda, 1951)

Grabados de  Christian Bozon,  Mika Murakami , Jose Manuel Peña y Monique de Roux;
Litografías  de Laura Ardila;
Serigrafías de Josep Moscardó ;
Dibujos de Resti;
Pinturas de Olegario CosanoEncarna Hitos  y Connie Westendorp
Fototografías de Karlos Kaplan Francisco Martínez Romera
Esculturas de Safi;


GALERÍA ACANTO


-- 

jueves, julio 20, 2017

El laurel.

BEIRES. MI HUERTO, EL LAUREL.
BEIRES. ALPUJARRA. MI HUERTO


Hay un laurel de tallos muy altos
encorvado y no por viejo,
da sombra sobre la piedra tallada,
donde suele sentarse a ratos su dueño.
Lugar sin tránsito al lado del barranco, 
paisaje de álamos, donde el agua que fluye,
apenas cubre su cauce

donde ya no juegan los niños
ni lavan la ropa las señoras,
sí le cantan los gorriones que él alimenta
a la sombra del laurel en su huerto.





There is a laurel with very tall stems,
Stooped and not old,
Gives shadow on carved stone,
Where his owner usually sits at times.
Place without transit next to the ravine,
Landscape of poplars, where the flowing water,
Barely covers its channel 
where children no longer play,
Nor do the ladies wash,
Yes the sparrows that he feeds sing to him,
In the shadow of the laurel in his garden.

miércoles, julio 19, 2017

PIENSO MUCHO EN ELLO

Pienso mucho en ello.
La situación ha cambiado por completo,
lo llaman estar desempleado
Quisiera recordar
que no hay angustia,
poder describir lo que se siente,
compartirlo, que salga de mí.
¿Existe?
¿Está ahí?
No sé transmitir la soledad
para estar en paz
Desaparezco.



MARIBEL CEREZUELA



I think a lot about it.
The situation has changed completely,
They call it being unemployed
I want to remember
That there is no anguish
To be able to describe what it feels like
Share it, get out of me
Exists?
Is there?
I do not know how to convey loneliness
To be in peace
I disappear.

martes, julio 18, 2017

NO HAY MOVIMIENTO

There is no movement,
Only a sky that tires,
Pigeons flying and posing
His shit on the window sill.
Brown earth crying
Cleaning up screams that come and go.
No place to go
Outside this closed room
Facing the sea and conditioned.
Dark thoughts
Fury of ideas to explode
Calm down, everything dies
Nobody will remember your screams
They will never know the root
That binds you to your soul.




No hay movimiento, 
sólo un cielo que cansa,
palomas que vuelan y posan 
sus mierdas en el alféizar de la ventana.
Marrón tierra que clama
limpieza de gritos que vienen y van.
Ningún sitio a dónde ir
fuera de esta habitación cerrada
frente al mar y acondicionada.
Pensamientos oscuros
furia de ideas a explotar
calma, todo muere
nadie recordará tus gritos
nunca sabrán de la raíz
que te une a su alma.

domingo, julio 16, 2017

MANUEL PEÑALVER. LAS LECCIONES DEL QUIJOTE

PUBLICADO EN DIARIO DE ALMERÍA 15/07/2017

Y SOÑÁBAMOS CON PÁJAROS VOLANDO. ANTOLOGÍA.






Hay ocasiones en que todo lo que rodea al ser humano se vuelve desasosiego, lo que me recuerda al gran Pessoa; que la vida es un oscuro túnel sin salida, que nunca tiene fin y la desesperanza nos habita y el miedo nos envuelve dejando nuestro cuerpo y nuestra alma gravitando en el vacío del averno. Cuando esto sucede –nos sucede-, la experiencia dicta –mi experiencia-, detener el tiempo con un libro en las manos, zambullirse en el agua fresca y clara de sus páginas y dejarte llevar hasta concluir el viaje, escuchar el sonido de las palabras que revolotean de un lado a otro, incansables, sugiriéndonos universos desconocidos y mágicos, modos de vida, conocimiento, emoción, poesía con mayúsculas. 



Como la que nos ofrece el poemario antológico “Y soñábamos con pájaros volando”, de la poeta Marta López Luaces (A Coruña, 1964), un libro que nos acerca a una voz singular, innovadora, reflexiva y erudita, pero que no deja de bucear en la raíz misma de la lengua para conformar un mundo pleno de imágenes y sensaciones, de vida, con saudade de la más grande tradición de la poesía gallega, pero también con una mirada siempre atenta y fija a la fría realidad de la gran ciudad de New York, a los continuos cambios que traduce y trasciende en su particular manera de escribir el verso. Recuerdo cuando leí por vez primera la poesía de López Luaces; se trataba de su libro “Después de la oscuridad” y tengo que decir que fue todo un descubrimiento. Su poesía se alejaba de las modas imperantes, de la frialdad de una escritura amorfa, que no dice nada, repetitiva, sin forma ni fondo.

 En aquella ocasión dije: «Ciencia y arte, poesía y matemática, se complementan en esta proposición, que no es sino un recorrido por las edades del pensamiento humano, desde sus orígenes hasta nuestros días. Marta López se adentra en la oscuridad más absoluta del principio del todo en su afán por hallar la luz de la materia-palabra: «De la oscuridad procedimos / de la razón y el sentimiento/ hacia la palabra». Ahora no puedo sino compartir con los lectores esta antología que recoge lo más selecto de la poesía de Marta López Luaces, prologada por la también poeta cordobesa Juana Castro, para quien su poesía es:«…un palimpsesto, un festival, una tragedia, un viaje, una alianza, el hambre y la sed, un ángel terribe, el pan-nuestro-de-cada-día, la noche oscura…Porque, aunque a veces duela, toda –verdader- poesía es fiesta de la luz». Y no le falta razón, porque adentrarse en las páginas de este libro es como volver a nacer a la luz, sentirse luz que avanza por lo desconocido y abre nuevos caminos para el entendimiento mediante el instrumento del lenguaje, de las lenguas. 

Constituido el libro por cuatro partes: “Después de la oscuridad”, “Los arquitectos de lo imaginario”, “Las lenguas del viajero” y “Distancias y destierros”, nos centraremos fundamentalmente en las tres últimas, por ser las que de alguna manera aportan a su discurso poético aspectos más novedosos y originales. Del libro “Los arquitectos de lo imaginario” destacaría el primer poema en prosa de título idéntico al libro, en el cual López Luaces, en un ejercicio metaliterario sobre la tradición poética universal, destaca versos y autores que son sólo la excusa, el leit motiv, para crear desde la esencialidad de la palabra como instrumento del saber, el conocimiento y la emoción, su propia voz: «por la palabra que se regenera con la pasión / desear la palabra como / desear la voz como / desear la respiración como / desearte como se desea / la respiración de un verso», para concluir preguntándose: «¿Cómo la poesía ante el terror?». 

Añade a este libro López Luaces otra de sus preocupaciones en cuanto al lenguaje, a la traslación de una lengua a otro (“Poema como translenguaje”), es decir, la traducción como elemento capaz de crear nuevos y distintos versos a los de la lengua original. De ahí que la tercera parte o tercer libro “Las lenguas del viajero” incida una vez más en la importancia de la palabra poética en toda creación que se precie. Construir desde los exilios interiores, reconocerse en los orígenes para ser otredad a través del lenguaje: 

«Renunciar a un yo
  para que en su traducción 
 la multiplicidad se torne 
 un camino de regreso.
 Reconciliar tu lengua con la mía 
 para descubrir en mi entorno 
 el signo exacto que me diga  
en un idioma olvidado. 
Recobrar en ti el yo 
que rechazaron mis ancestros». 

López Luaces sabe bien cómo quiere que sea su escritura y cómo expresar la emoción de cada descubrimiento, también cada recuerdo o melancolía 

Escuchar 
 una palabra de la infancia 
 y detenerse 
 en su regocijo

La extranjería, el nomadismo, el idioma y la experiencia vital forman parte indisoluble del yo poético que asciende y asciende, libre y puro como si fuera “ un sueño de pájaros volando”. 

En la última parte “Distancias y destierros” López Luaces se abisma en su propio yo y respira lenta y segura la gran ciudad americana, hasta hallar el tú y el yo en una misma calle de una noche cualquiera, ser “leyenda de agua”, porque lo que importa al fin y al cabo es la palabra, la poesía: 

« Poesía emigrante de mí 
 nace en mi destierro 
 sin nombre /
 Los hijos que no engendraré me piden agua».

 Un libro, “Y soñábamos con pájaros volando” y una poeta, Marta López Luaces, difícil de olvidar.



Título: Y soñábamos con pájaros volando
Autor: Marta López Luaces
Editorial: Tigres de Papel (Madrid, 2017)

sábado, julio 15, 2017

LA LUZ




La luz resplandece en los geranios
donde los recuerdos de una infancia feliz
emergen del ánimo de aquél huerto
donde ella vive y ríe
al tiempo que unas tijeras
le cortan como a un chaval
su pelo largo y ondulado
 
 
The light shines on the geraniums
Where the memories of a happy childhood
Emerge from the mood of that orchard
Where she lives and laughs
While scissors
They cut like a lad
Her long, wavy hair
 

CUADERNOS DE POESÍA 1, 2 y 3 de ANTONIO OYOLA MORENO


El Silencio

Despertó del sueño,
una mañana cualquiera,
un día como otro cualquiera.
Todo parecía lo mismo,
la misma cama,
el mismo baño,
la misma cocina.
La vida parecía la misma.
Solo una cosa había cambiado.
El Silencio.
El Silencio en letras grandes.
El Silencio.
No sonaban voces en el aire,
no había gritos,
ni alaridos, ni quejidos,
solo calma,
calma y silencio.
El monstruo ya no estaba,
el miedo seguía allí,
agazapado en las esquinas,
cada sombra lo escondía.
Ella sabía que siempre estaría,
que el monstruo siempre estaría entre las sombras.
Acechando,
socavando la esperanza,
esperando algún momento
de descuido.
Pero siempre estaría allí.
El monstruo no perdonaba,
siempre estaría detrás
a su espalda.
Tantas noches de llanto,
tanto dolor aguantado,
tanta maldad
en tan poco espacio.
La calma nunca sería calma,
siempre estaría la espera,
la espera de la tormenta,
la calma que antecede al trueno.
El silencio,
solo el silencio prolongado,
antesala de los gritos.
Ese silencio
siempre a la escucha,
siempre esperando.
La luz siempre encendida,
al menos una luz en el pasillo,
la oscuridad da más miedo.
Oscuridad y silencio,
para unos el descanso anhelado,
para ella
una espera eterna.
Pase el tiempo que pase,
transcurran los días o los meses,
siempre estará al acecho,
siempre temiendo la vuelta.
Los monstruos siempre vuelven,
a veces en carne y hueso,
a veces solo en los sueños.
Monstruos que te atacan,
monstruos de la noche,
monstruos irreales
que vienen a recordarte
que no eres nadie,
solo un trozo de carne
donde escribir a golpes
canciones de miseria,
canciones de odio.
Llagas y heridas,
sangre reseca en los labios,
morados ojos,
labios rotos.
Notas de una canción sin letra
ni ritmo,
la letra son lágrimas,
el ritmo son los golpes.
La música es el silencio de la vida.
El silencio es preludio de agonía.
El llanto marca pautas en el ritmo.
Los gritos como aleluyas
se elevan en el aire viciado
pero nadie escucha,
pero nadie habla.
Hasta ese día,
que con suerte,
otras no tuvieron tanta,
tuviste el suficiente miedo
para volar.
No fue valentía
lo que te empujó a correr,
fue miedo.
Miedo al mañana,
miedo al ayer,
miedo al recuerdo
y miedo al futuro.
Por eso siempre miras atrás,
esperas en cualquier esquina
a que salga el monstruo,
ese monstruo que siempre te persigue.
El silencio,
bendito silencio,
el silencio,
maldito silencio.
Cuenta minutos en silencio,
cuenta horas en silencio,
¿cuantos minutos?
¿cuantas horas?
¿Que tiempo marcará
el fin del silencio?
¿Será este silencio
más largo que el otro?
Nunca habrá un silencio
de descanso,
solo silencios esperando.
Silencio,
que no nos escuche el monstruo.

Extracto del Libro "Cuadernos de Poesía: 1, 2 y 3"
Disponible en formato de tapa blanda (en papel) por un precio promocional durante el mes de Abril en Amazon
https://www.amazon.com/dp/B06XVW382X