La mayor historia de amor

La mayor historia de amor



La mayor historia de amor

Simón y Pompona


Nunca vi un amor tan grande ni en hombres ni otros habitantes. Pompona y Simón se amaron

y uno sin el otro no vivió. Juntos deben estar siempre porque no hubo mayor amor que el suyo,

aunque desearía que hubiese muchos más.

Y que Dios perdone nuestros pecados y arrogancias para permitirnos, al menos, volver a verlos.

Los volvería a contemplar millones de veces, sin cansarme, sorprendida y aprendiendo siempre.

Nadie ha podido enseñarme nunca tanto de amor. Ni Dios, ni Jesús ni los Santos.


Aurora Varela