martes, junio 16, 2020

GRANDES CATÁSTROFES


JOHN D. ALDWIN
GRANDES CATÁSTROFES
El tema que hoy me ha llamado la atención, y me atrevo a señalar, es lo que llamo "nunca estoy del todo conforme", o lo que es lo mismo, "lo que Google me da..., Google me quita".

Así dicho parece algo, pero no llega la sangre al río. Google se inventó, no hace mucho, la posibilidad real de insertar en un espacio que está en el universo de la red, todos los libros que tienes en tu biblioteca, los leídos, los favoritos, los que están siendo leídos o los que tienes encima de la mesita de noche y que jamás ven la página final.. pero que son como el adorno necesario de recuerdo de tus promesas diarias.

El caso es que en este espacio, con la opción de insertar ISSN o ISBN, Google te deja escribir y compartir aquellos libros de los que quieres que todo el mundo se entere que has leído, disfrutado, llorado, sufrido o reído sin parar.

Pero, como no todo es perfecto, me llama la atención con cierto regusto de impotencia, que no me deje escribir, o no deje insertar aquellos libros que, anteriores en el tiempo, no llevan más que un Depósito Legal de la ciudad donde fueron impresos y punto pelota. No hay forma ni espacio para dar cabida a los libros que no existen en la red de los últimos cuarenta años, y algunos ni eso si no se han reeditado convenientemente con el ISBN.

Algunos simplemente son revistas que pocos tienen, pero que tuvieron su alta como tales por la editorial que los editó; otros son libros del año 63, o del 73 que ni buscándolos en la red aparecen o están en librerías especializadas para reventa. Que por cierto, esto si que ha sido un buen descubrimiento. Un día de estos, en vez de soltar libros por ahí para que los cojan y me los dejen aparcados en la papelera más cercana, lo mismo me lío la manta a la cabeza y los vendo. Aunque sea a dos euros por libro, y sin contar los cientos que he dado a asociaciones sin ánimo de lucro o a Centro Betel, o dejado por la calle, o a Bancos que decían recogerlos para entregarlos a los niños de África, el caso es que más de tres mil euros me sacaba... Seguro, y sin contar con los libros de ajedrez o revistas varias.

Insisto. Google tiene que darle un repaso a la aplicación de "MI BIBLIOTECA", en la sección LIBROS, y dejarme escribir, anotar o hablar de los libros que tengo en casa.
  
A todo esto, del libro que quería hablar es de una reliquia, de 192 páginas, de la editorial FERMA, 1963, traducido por J. TOMEO, que lleva por título "Grandes Catástrofes" del autor JOHN D. ALDWIN, que, como decía, no me deja insertar en "mi biblioteca" porque no existe en la red, salvo en ventas de segunda mano y sin portada.

Le hago una fotografía a la portada y lo inserto en esta llamada de atención. No es que sea el no va más de la literatura, pero si tiene más de estudio periodístico que de relato, o de realismo novelado.

El autor divide el libro en veinte capítulos que van desde El caos y el orden al cap. V, "El terremoto de Lisboa", pasando por el cap. XIII sobre "Hundimiento del Titánic" que se lee del tirón en una tarde como ésta, de viento, frío y sin ganas de salir a la calle. 
Mejor aquí, con la estufa puesta, la mesa con sus enaguas de invierno, calentita y mañana será otro día.

En Beires, 14 de febrero de 2013

domingo, mayo 17, 2020

SUAVE ENCANTAMIENTO. MACEDONIO FERNÁNDEZ


 SUAVE ENCANTAMIENTO

Profundos y plenos
cual dos graciosas, breves inmensidades
moran tus ojos en tu rostro
como dueños;
y cuando en su fondo
veo jugar y ascender
la llama de un alma radiosa
parece que la mañana se incorpora
luminosa, allá entre mar y cielo,
sobre la línea que soñando se mece
entre los dos azules imperios,
la línea que en nuestro corazón se detiene
para que sus esperanzas la acaricien
y la bese nuestra mirada;
cuando nuestro «ser» contempla
enjugando sus lágrimas
y, silenciosamente,
se abre a todas las brisas de la Vida;
cuando miramos
las amigas de los días que fueron
flotando en el Pasado
como en el fondo del camino
el polvo de nuestras peregrinaciones.
Ojos que se abren como las mañanas
y que cerrándose dejan caer la tarde.


Ejemplo de OXÍMORON:

Conjunción de elementos contrarios.


miércoles, abril 22, 2020

LA FELICIDAD. BÚSCALA

Uvas para siempre. Beires, Almería
RACIMOS DE UVAS EN BEIRES, ALMERÍA

BÚSCALA

AUTOR: RYSAS.


Ahora aquí sentada, de noche a la luz de las velas, con Frank Sinatra y sus Duets de fondo y al amparo de mi buen chocolate con almendras eso sí. ¡Hum qué bueno sabe! quiero decirte que estoy descubriéndome yo, y al mismo tiempo veo claro que ya todo tiene sentido. Hay que mirar hacia dentro sencillamente, pero es excesivamente duro a la vez. Y estoy descubriendo la felicidad. Sí, la felicidad; no la mía, sino descubriendo qué es, dónde está y sobretodo cómo conseguirla.
Está dentro de nosotros, en el fondo, muy profundo, sólo tenemos que llegar a ella. Y podemos, debemos. La Queremos, esa es nuestra verdadera búsqueda. Se consigue a través del deseo. Ese es mi descubrimiento y lo quiero compartir contigo, porque sé que al igual que yo, tú también sientes la necesidad de ser feliz, en tu trabajo, en tu casa, con tu familia...
El deseo es la tapadera de las emociones y sólo debes abrirla y dejarlas fluir, sentir lo que eres, lo que te rodea, envolverte con la brisa, absorto en tus pensamientos, como una meditación profunda de lo que eres y de lo que quieres ser. Tienes primero que sentir el deseo; y es a través de la provocación.
Fíjate: hombres y mujeres queremos cosas distintas, porque distintos somos. Moda, recetas, coches, documentales, películas de acción o sentimentales, fútbol, dinero, trabajo, hijos, anécdotas pasadas, chistes, reuniones de amigos o familia... Aunque no todos estamos en el mismo saco, siempre hay modelos a seguir, y todos al mismo tiempo somos modelos en una u otra forma.
La provocación, es el juego de hacer sentir excitación y ésta nos lleva al deseo, éste a la acción y la acción a la consecución, entonces si consigues provocar en ti esa excitación de querer ser feliz, eso te llevará al deseo de serlo y eso a moverte en ese sentido, hasta llegar a conseguirlo.
Hay muchas cosas en tu día a día que provoca tu excitación, y despierta tus deseos: una casa más grande, un coche mejor, un cosmético cuyo nombre sea más largo y lleve más ingredientes, una maquinilla de afeitar que apure más y mejor y que tenga un gel especial que te suaviza la cara...
Ese deseo hace que te muevas en la dirección de convertirlo en realidad y eso es el motor que te impulsa a conseguir lo que quieres. En todos los sentidos ocurre, pero estás acostumbrado a querer olvidar lo malo y sólo recordar lo bueno. Pues no. Hay que ir a lo malo...a sentirlo fugazmente y recordarlo aunque duela y devolverlo y sacarlo de nosotros.
En todos nosotros existen capítulos muy variados de tormento, sea en la forma que sea, y el no haber sabido en su día perdonarlo o asumirlo, según qué casos, se ha atascado dentro de nosotros, haciendo que no fluyamos en algún aspecto, por eso unos somos atrevidos, otros tímidos, otros graciosos, vivos, calzonazos, oportunistas, maltratadores, estrictos...
Pues bien, sólo tienes que mirar hacia dentro. Nadie ha dicho que sea fácil, pero es posible. Requiere un gran esfuerzo, que es reconocerlo y despegarlo de ti.
Crear un ambiente especial, en el que te encuentres cómodo, con buena música que te transmita, perfume, sándalo o cualquier otro aroma que te envuelva, la temperatura adecuada, y la compañía perfecta, que en ésta ocasión, suele ser la soledad.
Es mejor estar un poco desinhibido, pero es importante no pasar de ese punto. Y simplemente, piensa...en por qué no consigues la felicidad, por qué estas insatisfecho, que te falta...y no me estoy refiriendo en concreto a lo material, eso sólo cuenta en un 35%.
Mirar hacia dentro ti mismo. Qué te pasó con tus padres, hermanos, colegas, novios-as, profesores, accidentes, despedidas de trabajo, muertes cercanas, violación de tu persona en cualquiera de sus formas, física o psicológica o cualquier otra cosa o persona que te hizo sentir mal en aquel momento, y piensa en ello, recuerda como te sentías y piensa en por qué eso te hacía sentir así, no justifiques tus acciones, ni cargues culpa en los demás de tus errores, sé sincero contigo mismo, sería tonto auto engañarse, ¿No crees? Se removerán tus tripas un poco, porque todo esto se asienta en el estómago, pero continua adelante, ése es el comienzo del camino de tu propio descubrimiento de la felicidad.
Tienes que recordar qué cosas te hacen sentir bien, si es la buena compañía, estar con un punto, la intimidad, estar en una posición de poder, envalentonado, protegido, querido, reconocido, el crujir de las hojas caídas en otoño, un bonito paisaje, el mar, una música, el olor de un bizcocho recién hecho, el tacto de algo, mirar como pasan las nubes, la vista de un cuadro, caminar descalzo por la arena o la hierba, contemplar la luna, pescar, correr, ir en moto, tomar el sol, estar desnudo entre las sábanas o en el agua...
Algo que despierte tus sentidos, que te haga sentir bien, que te envuelva o adormezca, que te erice la piel o eleve tu espíritu, el instinto de algo que aún desconoces. Y ese es el camino. Es que vives sin disfrutar de lo que eres, de lo que está a tu alcance, sin sentir lo que te rodea, y sufres por lo que deseas y no consigues, en vez de desear lo que eres o tienes y descubrir el resto. Pues vamos allá, destapa tus deseos y deja fluir las emociones, siente como pasan los segundos, escucha el agua y el aire, siente la tierra bajo tus pies, disfruta de una llama, acaricia tu pelo, deja que tus emociones se disparen, tócate la piel, siente la música, deja que todo se mezcle y te envuelva, flota, déjate llevar por las sensaciones, y sonríe o llora, si quieres, siéntete tú, estás ahí y puedes llegar a ser feliz si quieres. Sí, quieres, y puedes...
Vas sacando así lo que te atormenta y te vas limpiando de rencores, olvidos, incomprensiones, vergüenzas, situaciones incómodas, del daño causado, de no haber pedido perdón, no haber dado una explicación, no atreverte a recuperar una relación perdida, complejos, manías, etc.,  hay infinitos motivos que nos oprimen y hasta que no los dejemos salir, no ascenderemos en esta búsqueda, cuando los vomitas, pasas a otro estado, que es el de la satisfacción de haberte quitado un gran peso de encima, y así se comienza.., luego ya no puedes parar, ya trabajas sólo, cada día, poco a poco, empiezas a sentirte bien, a ver o sentir cosas a tu alrededor que siempre habían estado ahí y no llamaban tu atención, reencontrar un viejo amigo, felicitar en sus logros a los demás, reconocer tus errores, ceder y pedir que cedan, que tus hijos se porten mejor, o tu trabajo no te incomode, encontrar un aparcamiento, comprender a los demás, escucharles...
A partir de que disfrutes de lo bueno que todo esto tiene, en el momento en que te encuentres agusto, porque pienses en lo bien que te sientes por lo que eres, en lo que has conseguido en la vida, que en unos casos, será dinero, posición, reconocimiento, cariño....lo que cada uno haya llegado a ser.
Cuando reconozcas que lo que eres o tienes es el producto de que has sido o hecho a lo largo de tu vida, empezarás a ser feliz, despierta tus emociones, déjate llevar, siente lo que te gusta plenamente, disfruta de lo que eres, de lo que tienes como persona.
La sociedad está llena de tribus urbanas diferentes, hippies, punkies, pijos...y todos tienen su sitio y sus razones y sus pensamientos y sus amores y odios, sus sentimientos. Debes aprender a despojarte de lo que no te deja ser feliz. Insatisfacciones, decepciones, melancolías...y hacer esa limpieza en ti mismo y así una vez conseguido, lo bueno te vendrá sólo, la dicha llega, no porque te llegue de fuera, sino porque está en tí, en tu interior y te empiezas a querer a ti y a los demás, porque descubres, que si ayudas al de al lado a ser más feliz, te sientes mejor y si te conformas con lo que eres, o decides luchar por conseguir lo que quieres ser, o si disfrutas de lo que tienes, llegas a sentirte bien, y ése y no otro, es el estado pleno de felicidad.
Estar en armonía con uno mismo. Yo aún no lo he conseguido, pero estoy en el camino, y sé que es largo, pero prometedor. Siempre hay esperanza si crees en ello, o lo que es lo mismo, si quieres, puedes. No busques excusas, ni te justifiques, no lo empieces mañana ni el uno de enero ni el lunes, hazlo ahora, cualquier día, a cualquier hora y en cualquier lugar, deja la tele o el amigo, haz bocadillos para cenar, deja las compras para mañana y come hoy congelado, siempre hay un momento, hazlo en el WC, o en la cama, en la cola del metro, o cuando viajas, esperando en el médico, o asomado a la ventana... Pensar es gratis y está en ti, no necesitas nada más, aunque es mejor si el ambiente acompaña, no es la única forma, sólo el comienzo... y el final te lo dejo a ti. ¡Quiérete!, hazlo,  compártelo con todos los que sientas que no son felices...

¡ Buena búsqueda! ¡Buen encuentro!

Autor: Rysas. 01-09-2005 16:59

sábado, abril 11, 2020

UN HUMANO CUALQUIERA

Comentario literario del libro:

 “UN HUMANO CUALQUIERA

de Alonso de Molina,  Poesía del siglo XXI

por  María Ángeles Lonardi

ALONSO DE MOLINA
ALONSO DE MOLINA










UN HUMANO CUALQUIERA






Lejos de un Prólogo que explique o sintetice el contenido, el autor nos pide que nos acerquemos a este libro sin prejuicios, ni altas pretensiones, como “Un humano cualquiera”. Un libro se debe explicar a sí mismo, por sí mismo, sin justificaciones, ni explicaciones. Así es que el autor nos dice: “Si preguntas qué es poesía, es que no comprendes y no sabes nada de ella”. Hay temas inexplicables.
Y como un relámpago te llegan estos poemas. Quizás el hambre del poeta sea el motivo.
El autor invita a participar de la lectura, a descubrir los dioses, la naturaleza, las preguntas, las respuestas… Él nos pide “sentarnos a la orilla de sus páginas” como bien dice en el Prólogo Carmen Aliaga, disfrutando de la belleza y gozando el hallazgo, sin detenernos en superficiales banalidades, entendiendo la honda belleza de las pequeñas cosas, los nimios detalles, como una brisa o el piar de los pájaros.
Pero este humano cualquiera resiste, para no perderse en el camino, dialogando con la tierra, escuchándola, porque somos parte de ella y también nos anima en la búsqueda del equilibrio, hacia la armonía, intentando dar respuesta a todas las preguntas. Porque el hombre es una duda. Es un ser capaz de renunciar a sí mismo para ser más humano, capaz de todo lo bueno y todo lo malo, como Caín y Abel, dios y demonio, al mismo tiempo, en “la levedad de la ofrenda última” como escribe el poeta a modo de despedida, en un intento por hacernos saber que ese humano cualquiera, puede ser cualquiera.

_________________________________________________________________

BIBLIOGRAFÍA DE ALONSO DE MOLINA
Editor del Blog de Poesía “Los Otros que me forman”. Publicados siete libros de poemas. Presente en unas 30 antologías de las cuales cuatro como coordinador. Unos doscientos textos entre artículos, prólogos, reseñas literarias y entrevistas. Antólogo, editor y prologuista de las antologías poéticas Área Reservada, 2007; Un mundo y aparte, 2008; Universos Diversos 2009 y Antología Poética De Sur a Sur en Verbo y Verso Poesía Erótica Escrita por Mujeres de España y Latinoamérica, 2018. Premio Cencibel de Poesía, diciembre 2018. Premco.

•2020. La dueña de aquel diciembre
•2020. Un humano cualquiera –Segunda edición-
•Premio Especial FIS 2018 (Savannah EEUU) a autores, personalidades e instituciones que se han distinguido por su servicio a la comunidad hispana como promotores de la cultura latinoamericana.
•2019. Nominado al Premio de Literatura en español Ernest M. Hemingway.
•2019. Premio Especial FIS 2019 por el libro “La insaciable verdad de la verdad”. Pinar Publisher LLC.
•2019. Premio Pámpanas Amarillas de Poesía. 51 Certamen Internacional Cata del Vino Nuevo y Anochecer Poético.

Desde abril 2017, fundador y director de la Revista Digital de Sur a Sur Poesía y Artes Literarias, que incluye poemas, relatos y textos de poetas y escritores de España e Hispanoamérica. De periodicidad trimestral, está incluida en la Red de Literatura y Cine de Creatividad Internacional con sede en Miami.
____________________________________________________________


BILBIOGRAFÍA de MARÍA ÁNGELES LONARDI

MARÍA ÁNGELES LONARDI
MARÍA ÁNGELES LONARDI
Nació en Larroque, Provincia de Entre Ríos, Argentina, en 1970.
Es Profesora, Formadora, Correctora, Poeta, y Escritora.
Realizó varios Talleres Literarios en Entre Ríos y en Buenos Aires con Juan Carlos Nigro, Ester de Izaguirre, Cristina Piña y en las Tertulias del Grupo Gente de Letras.

Cuenta con numerosos Premios literarios de Poesía y Relato breve en Argentina, en España y Premios Internacionales. 

Integra más de treinta Antologías con autores a ambos lados del océano Atlántico.

En el 2002 se radicó en Almería y continúa muy relacionada con las letras.

Fue invitada por el Centro Andaluz de las Letras para el ciclo “Tardes con las Letras”.
Ha colaborado con el Programa de la UNED, con la Asociación Levantisca de Carboneras, con MECA Mediterráneo Centro Artístico, el Museo Arqueológico de Almería, con Radio Candil, y Onda Cero.
Ha sido Jurado por cinco años consecutivos del Concurso de Cuentos Interculturales organizados por la Diputación de Almería como especialista en Interculturalidad.
Además, ha sido convocada como Jurado por la Editorial Círculo Rojo. 

Participa activamente en Reci­tales Poéticos, Encuentros de Escritores Nacionales e Internacionales, Jornadas Literarias, Presentaciones de otros autores, escribe Prólogos, Reseñas literarias, realiza Talleres literarios, coordina antologías y publica en numerosas Revistas Digitales nacionales e internacionales.

Es miembro del Departamento de Arte y Literatura del IEA, Instituto de Estudios Almerienses.

Miembro del Centro Andaluz de las Letras e integrante del Circuito “Ronda andaluza”.

Es miembro de: Movimiento Poetas del Mundo y REMES Red Mundial de Escritores. Miembro del Movimiento “Humanismo solidario”  con sede en Málaga y Firmante de su Manifiesto universal.

Miembro de la Academia Norteamericana de Literatura Moderna Internacional. ANLM. Capítulo Reino de España. Primera miembro por Almería y primera mujer.
Además, colabora con la Asociación Cultural Celia Viñas y desde enero 2015 es integrante del colectivo “Poetas del Sur” y presenta los “Velorios Poéticos”.

Puede verse su trayectoria en su blog: letras-sobre-papel.blogspot.com.es



LIBROS PUBLICADOS: 


“Amores”, Entre Ríos, Argentina (1997)
“Entre calamidades y milagros” (La luna que) Buenos Aires Argentina (2005).
 “Cuatro poetas” que incluye su libro “El jardín azul” junto a otros tres autores almerienses, publicado por el Instituto de Estudios  Almerienses (2014).
 “Poemas para leer a deshoras” Letra Impar, Almería, 2017. 

Soles de nostalgia”, Círculo Rojo, Almería, marzo 2019.
_______________________________________________________________________

LA DUEÑA DE AQUEL DICIEMBRE

Comentario literario del libro:

 “La dueña de aquel diciembre”

de Alonso de Molina Poesía del siglo XXI

por  María Ángeles Lonardi


ALONSO DE MOLINA









ALONSO DE MOLINA




LA DUEÑA DE AQUEL DICIEMBRE










El hombre arde en deseo y así comienza el libro, desde el primer momento, poniéndote en situación. Así lo demuestra el primer poema: “Morder el labio”. Es el punto de partida, sentir la boca, el hueco del deseo y la ceremonia del beso. La dueña de aquel diciembre puedes ser tú o yo, pero es ella, con la que truenan los tambores al hacer el amor como dice el poeta, con quien proyectan centellas de lujuria y miel. Porque “sin tus huesos hay dolor de huesos” y los ojos pierden su ritmo. Y escribe: “Eres semilla amor para deshojar misterios”. Entonces, el simbolismo aflora y es su cuerpo, su pubis, su pecho, sus pies, lo que conforman “Los pedazos” que le faltan para ser ángel, incluso las alas.
Pero dos almas desnudas y a solas, rinden culto al éxtasis sumidas en la carne. “Cuerpos que se besan y tiemblan” dando ardor al deseo. Es el punto lascivo de la carne, la carne oscura. Brindar con Martini, la luna, los planetas y una espalda de mujer, son símbolos para el autor.


 Y con las yemas de los dedos pretende tocar el paraíso. Luego elige un nombre, como Ulises y la elige a ella y vivir a pleno intensamente. Y finalmente, antes de caer rendidos por el vértigo de una lectura que, no te deja respirar ni escaparte, nos dice, intentando convencernos de que podemos ser las dueñas de aquel diciembre: “Contigo mujer quiero quemar las horas”.


BIBLIOGRAFÍA DE ALONSO DE MOLINA
Y con las yemas de los dedos pretende tocar el paraíso. Luego elige un nombre, como Ulises y la elige a ella y vivir a pleno intensamente. Y finalmente, antes de caer rendidos por el vértigo de una lectura que, no te deja respirar ni escaparte, nos dice, intentando convencernos de que podemos ser las dueñas de aquel diciembre: “Contigo mujer quiero quemar las horas”.
Editor del Blog de Poesía “Los Otros que me forman”. Publicados siete libros de poemas. Presente en unas 30 antologías de las cuales cuatro como coordinador. Unos doscientos textos entre artículos, prólogos, reseñas literarias y entrevistas. Antólogo, editor y prologuista de las antologías poéticas Área Reservada, 2007; Un mundo y aparte, 2008; Universos Diversos 2009 y Antología Poética De Sur a Sur en Verbo y Verso Poesía Erótica Escrita por Mujeres de España y Latinoamérica, 2018. Premio Cencibel de Poesía, diciembre 2018. Premco.

•2020. La dueña de aquel diciembre
•2020. Un humano cualquiera –Segunda edición-
•Premio Especial FIS 2018 (Savannah EEUU) a autores, personalidades e instituciones que se han distinguido por su servicio a la comunidad hispana como promotores de la cultura latinoamericana.
•2019. Nominado al Premio de Literatura en español Ernest M. Hemingway.
•2019. Premio Especial FIS 2019 por el libro “La insaciable verdad de la verdad”. Pinar Publisher LLC.
•2019. Premio Pámpanas Amarillas de Poesía. 51 Certamen Internacional Cata del Vino Nuevo y Anochecer Poético.

Desde abril 2017, fundador y director de la Revista Digital de Sur a Sur Poesía y Artes Literarias, que incluye poemas, relatos y textos de poetas y escritores de España e Hispanoamérica. De periodicidad trimestral, está incluida en la Red de Literatura y Cine de Creatividad Internacional con sede en Miami.
_____________________________________________________________


BILBIOGRAFÍA de MARÍA ÁNGELES LONARDI



MARÍA ÁNGELES LONARDI
Nació en Larroque, Provincia de Entre Ríos, Argentina, en 1970.
Es Profesora, Formadora, Correctora, Poeta, y Escritora.
Realizó varios Talleres Literarios en Entre Ríos y en Buenos Aires con Juan Carlos Nigro, Ester de Izaguirre, Cristina Piña y en las Tertulias del Grupo Gente de Letras.

Cuenta con numerosos Premios literarios de Poesía y Relato breve en Argentina, en España y Premios Internacionales. 

Integra más de treinta Antologías con autores a ambos lados del océano Atlántico.

En el 2002 se radicó en Almería y continúa muy relacionada con las letras.

Fue invitada por el Centro Andaluz de las Letras para el ciclo “Tardes con las Letras”.
Ha colaborado con el Programa de la UNED, con la Asociación Levantisca de Carboneras, con MECA Mediterráneo Centro Artístico, el Museo Arqueológico de Almería, con Radio Candil, y Onda Cero.
Ha sido Jurado por cinco años consecutivos del Concurso de Cuentos Interculturales organizados por la Diputación de Almería como especialista en Interculturalidad.
Además, ha sido convocada como Jurado por la Editorial Círculo Rojo. 

Participa activamente en Reci­tales Poéticos, Encuentros de Escritores Nacionales e Internacionales, Jornadas Literarias, Presentaciones de otros autores, escribe Prólogos, Reseñas literarias, realiza Talleres literarios, coordina antologías y publica en numerosas Revistas Digitales nacionales e internacionales.

Es miembro del Departamento de Arte y Literatura del IEA, Instituto de Estudios Almerienses.

Miembro del Centro Andaluz de las Letras e integrante del Circuito “Ronda andaluza”.

Es miembro de: Movimiento Poetas del Mundo y REMES Red Mundial de Escritores. Miembro del Movimiento “Humanismo solidario”  con sede en Málaga y Firmante de su Manifiesto universal.
Miembro de la Academia Norteamericana de Literatura Moderna Internacional. ANLM. Capítulo Reino de España. Primera miembro por Almería y primera mujer.
Además, colabora con la Asociación Cultural Celia Viñas y desde enero 2015 es integrante del colectivo “Poetas del Sur” y presenta los “Velorios Poéticos”.

Puede verse su trayectoria en su blog: letras-sobre-papel.blogspot.com.es



LIBROS PUBLICADOS: 


“Amores”, Entre Ríos, Argentina (1997)
“Entre calamidades y milagros” (La luna que) Buenos Aires Argentina (2005).
 “Cuatro poetas” que incluye su libro “El jardín azul” junto a otros tres autores almerienses, publicado por el Instituto de Estudios  Almerienses (2014).
 “Poemas para leer a deshoras” Letra Impar, Almería, 2017. 

Soles de nostalgia”, Círculo Rojo, Almería, marzo 2019.
________________________________________________________________________

martes, abril 07, 2020

EL VALLE DE MURPHY


SALÓN DE LECTURA
 SALÓN DE LECTURA
_____________________________________________




El valle de Murphy


En este tiempo extraño que vivimos, o por mejor decir, sobrevivimos todo intento de compartir es bienvenido. Si antes de esta crisis sanitaria alguien nos hubiera dicho que íbamos a estar confinados en nuestras casas sin más, lo habríamos negado con rotundidad. Pero la realidad, y esta es una de esas ocasiones, supera en mucho la ficción. Realidad y ficción, hoy por hoy se nivelan, se acercan hasta confundirse. Esa tarea que estaba encomendada fundamentalmente a los escritores, a los narradores o fabuladores, a los poetas, parece haber sido transgredida y usurpada por un maldito y destructor virus. No obstante, y a pesar de las circunstancias actuales comprobamos, por fortuna, que el poder de la escritura se mantiene vivo en nuestros narradores al gozar, todavía, de una buena dosis de imaginación, de muy buena salud creadora, al fin y al cabo. Es el caso del onubense Paco Huelva (Almonte, 1956), del que comentamos en esta ocasión su última entrega de relatos contenidos en el libro “El valle de Murphy”. Sin en su anterior libro “Los otros que me habitan”, Huelva rastreó y recogió las enseñanzas que le brindó el mundo rural, contadas con magistral oficio, en esta ocasión nos invita a conocer esa su extraordinaria manera de contar pero con narraciones y protagonistas pertenecientes a ese turbio, misterioso y también vital universo de la ciudad, de lo urbano. En “El valle de Murphy” se dan cita ventiún relatos o cuentos, ilustrados con dibujos del gran artista Víctor Pulido, que también ilustrara su anterior libro, rebautizando así su lealtad a la escritura de Huelva. A los habitantes de una ciudad les acucian problemas de diferente índole y calado que a aquellos que viven en los pueblos, más cercanos al campo, a la Naturaleza. En este sentido habría que significar que, las claves sobre las que sustentará el escritor sus narraciones serán diferentes, porque va a percibir, vivir y sentir un espacio, un lugar, un territorio que, incluso psicológicamente, incidirá real y ficcionalmente de forma disímil tanto en su forma como en su fondo. 

La mirada del escritor, pues, se inserta en un mundo más complejo si cabe, por su pretenciosidad, por sus continuadas trampas y engaños, por su egocentrismo, por su incomprensible y exacerbado mercantilismo, por su falsa apariencia, y, cómo no, por su devastadora e insolidaria existencia. La ciudad, así, Huelva la convierte en el lugar más adecuado para construir su personal modo de fabular, y todo, sin perder la creciente tensión discursiva de los relatos. Si cuando se adentró en el difícil por asombroso y sorpresivo mundo rural, ahora bucea con verdadero oficio y honda reflexión en los rasgos psicológicos de los personajes que nos presenta, también de esas situaciones incomprensivas unas veces e inverosímiles otras. Es la pasión por la vida lo que mueve a Huelva a crear estas historias tan ricas en imágenes y coherencia narrativa, haciendo que el lector se abisme y se contagie de su buen hacer literario. Paco Huelva no pierde ocasión alguna para mostrarnos un mundo, también submundo, que late en cada una de las narraciones, sean éstas más extensas (“El tecolote mexicano”, “Aventura”, “Caminos paralelos”) o menos, como cuando se trata del microrrelato (“Esperanza”). Igualmente, en un caso u otro, maneja con maestría los hilos que conducen a un rigor narrativo poco frecuente en nuestros días. Para quien quiera aseverar cuanto digo no tiene más que acercarse a este volumen de relatos: Valle de Murphy. Conoce bien Huelva los territorios del alma, también los físicos de lo rural y lo urbano. Tomo prestado unas líneas de su relato “Invasión”, que bien podrían servirnos por su rabiosa actualidad: «La naturaleza, según los biólogos y los genetistas, ha dado un salto conservador para preservar el planeta Tierra de la idiotez de la humanidad. La única solución que encontró, según manifiestan los expertos, es eliminar al ser humano. Ese bicho dañino que llevaba camino de destrozarlo todo, y que ya, afortunadamente, no conseguirá su objetivo». ¿Ficción o realidad?

PACO HUELVA


Título: El valle de Murphy
Autor: Paco Huelva
Editorial: Niebla (2019)





El valle de Murphy   15,00€ Iva incluido

Autor: Paco Huelva    Rústica: Mayo 2019
ISBN: 978-84-949902-6-7
Código: ISBN: 978-84-949902-6-7. Categoría: .

jueves, abril 02, 2020

UN HOMBRE BAJO EL AGUA



SALÓN DE LECTURA




JOSÉ ANTONIO SANTANO

 SALÓN DE LECTURA


_____________________________________________________________________



UN HOMBRE BAJO EL AGUA
UN HOMBRE BAJO EL AGUA


JUAN MANUEL GIL





En la vida, como en la literatura se ha de estar dispuesto siempre al debate. Afrontar ideas antagónicas o diferentes enriquece a todos. El conocimiento se adquiere precisamente por el discurso de los contrarios, de esa necesaria confrontación (nunca beligerante) de las ideas, donde las armas de los contendientes ha de ser la palabra o la escritura, según se disponga. Desde un punto de vista netamente literario agradezco que se produzca por ser de gran ayuda para conformar una idea propia. La última novela de Juan Manuel Gil (Almería, 1979), “Un hombre bajo el agua”, muy oportuna, por cierto, al contener dicha narración aspectos relacionados con el debate realidad-ficción-autoficción, con independencia de que su autor haya construido una narración muy sugerente, no solo en la temática sino también de la estructura y el acierto de la realidad trascendida. Esta es la historia de un recuerdo que producirá en el escritor una convulsión, una nueva forma de transmitir al lector una manera diferente de entender el hecho literario: «Todo es normal en mi vida. Solo quienes han escuchado en su interior el crujido de dos engranajes que encajan por ver primera saben de qué hablo». “Un hombre bajo el agua”, desde su primera página nos advierte de la grandeza narrativa de Juan Manuel Gil, con independencia de que más avanzada su lectura algunos pasajes autobiográficos propicien el debate al que antes nos hemos referido.

El elemento primordial que toma Juan Manuel Gil para desarrollar su discurso narrativo es una balsa de agua (acierto total), pues desde ese preciso instante el autor nos sitúa en un lugar desconocido para muchos, que nos sitúa en todo lo que subyace en torno al invernadero almeriense: «Él estaba en cuclillas sobre uno de los muros de la balsa de piedra y corría el verano de 1993. Yo atravesaba un bancal del Paraje de la Costumbre cuando lo vi de espaldas, con el cuello tenso y estirado, mirando fijamente el agua estancada». Así comienza esta novela y habría que ver una de las muchas balsas que existen en el campo de Níjar o el Poniente para hacerse una exacta idea de lo que cuenta Juan Manuel Gil en esta historia y de todas las circunstancias que rodean la agricultura del plástico almeriense. Pero sobre todo tendríamos que destacar de esta narración su pulso, la tensión narrativa que nace desde el preciso instante de ese encuentro del protagonista-autor con el Tusmadres en la balsa. Es a partir de ese preciso instante cuando comienza la construcción de esta monumental historia, combinada con el deseo de ser escritor del propio narrador y que irá desgranando a lo largo de las páginas de esta asombrosa novela. Una balsa, un verso, una muerte y el secreto de esa muerte son los hilos que maneja Juan Manuel Gil para demostrar un oficio que comienza a dar sus frutos: ser un buen novelista.



JUAN MANUEL GIL
JUAN MANUEL GIL


Título: Un hombre bajo el agua
Autor: Juan Manuel Gil
Editorial: Expediciones Polares (2019)






Tanto en la narración pura y dura, por su ambientación, como en los diálogos Juan Manuel Gil nos permite comprobar su buen hacer, con esa pizca de ironía unas veces y de humor otras, sin perder de vista otros recursos en los que el miedo (el propio que todas las madres inoculan a sus hijos), la mentira (continuada de unos y otros) y la belleza, por qué no, se entrecruzan en la memoria para contarnos una historia que quedará ensamblada y trascendida de la realidad, constituyendo así una otra realidad que ya es ficción, sin más. El amor y sus desajustes, el poder de la memoria y el deseo de saber que sucedió en aquel verano del 93 y unos personajes (Tusmadres, Pensacola, T., Eduardo Huergo, Carmela, Pascual…) que nos llevan de una confesión a otra, de un ser y estar a otro distinto, donde el tiempo y el espacio proporcionan los elementos básicos y determinantes para situar a su autor, el almeriense Juan Manuel Gil, en un lugar notorio de las letras españolas. 

sábado, marzo 28, 2020

JUAN JOSÉ GUERRERO (Pliyo)

Poema "Samurai Song" de Robert Pinsky recitado y compartido para todos nosotros por #pliyopoetry, Juan José Guerrero, que nos dice: "El 21 de marzo es el día de la poesía, así que quería compartir un poema con ustedes, y enviar un enorme agradecimiento a todo el personal médico de ahí fuera.
Mantente positivo, amigos!
Todo el amor.


viernes, marzo 06, 2020

ÁNGEL PADILLA. YO SOY MILLONES

ÁNGEL PADILLA
ÁNGEL PADILLA. YO SOY MILLONES



YO SOY MILLONES

Me preguntó una amiga:
"Cómo se hace
para aguantar tanta tortura
hacia seres sintientes,
en serio, a veces
me pierdo
y no sé cómo canalizar este
dolor..."

Yo le dije: "Los tiranos
matan los cuerpos pero no
la Dignidad: Ésta
sigue en pie en nosotros
y ve con nuestros ojos:
YO SOY MILLONES".

Ángel Padilla

ÁNGEL PADILLA. NOS QUIEREN POBRES DE ALMA


NOS QUIEREN POBRES DE ALMA
ÁNGEL PADILLA. NOS QUIEREN POBRES DE ALMA



NOS QUIEREN POBRES DE ALMA


No diré nada nuevo que ya no se haya dicho


En verdad, no sé por qué vengo aquí a decir nada


Si estoy cansado y soy infeliz
por lo que está pasando en el mundo


En el fondo, os lo confieso, tenía ganas de venir
para leer una poesía y que la poesía
esté siempre en todos los lugares


Pero hice borradores y borradores, y más borradores
y deshice tantos textos que al final no sabía qué tenía entre manos


Menuda novedad
el hacer y hacer para al llegar la noche pensar que qué somos
que para qué andamos
que para qué la lucha
que para qué la palabra


Yo mismo me lo pregunté mientras hacía mil versiones
de este mismo poema
que ya no es un poema sino una queja de alguien
al que llaman poeta pero sólo está cansado


Agotado, estéril, asqueado
de que mangoneen la palabra
de que usen la palabra para mentir
de que toda la poesía hecha parece que no ha valido de nada


Este acto de hoy va sobre las pensiones
bien, lo mismo de siempre, el capataz hizo magia con las manos
y engañó sobre la cosecha


Que no nos quieren pobres de cartera únicamente
Nos quieren pobres de alma


Se acabaron la hucha esa, menudo nombre,
y ahora vacían las almas


Ese es el peor expolio el del saqueo de las almas
El de dejarnos secos, sin esperanza


Sin ganas de salir a la calle
a alzar la voz, porque ¿para qué?


Si seguirán haciendo igual, me respondo
y se me encoge y muere la palabra


en las manos cansadas ya de casi 50 años
de vivir en España


La España de Celaya y de Hernández
De Machado, de Lorca, de Becquer


Volverán las oscuras golondrinas
Vientos del pueblo me llevan
Con tres heridas llego


Llenadme de agua esta sangre
llenadme de mar esta sangre
que retorne la alegría al canto
hoy pide el poeta la fuerza, antes fue al revés
ÁNGEL PADILLA


La poesía se cansó
de ser o no ser
de esperar sentada en el cajón


Pero recuerdo a mi madre
ella siempre anduvo en pie
aunque llegase cansada
y nos alzaba al sol
de su sonrisa
mamá
hoy levantas este poema
para mí, para todos, hoy


la fuerza de ti, que tanto luchaste
ha iluminado de verde este campo y soy
tan fuerte como tú conforme me expreso
y entre estas letras entra tu luz


Y puedo decir
a los que hoy me escuchan
que recuerden a su mamá
y que se echen a andar


Caballo blanco que se levanta de este poema
para cantar
por la justicia y la libertad


Ángel Padilla

[poema escrito en apoyo a las protestas de los Iai@flautas de Castellón
contra los ladrones de la política. En la jornada estatal de marchas contra el Estado]