viernes, octubre 11, 2019

A sus 33 años, el escritor David González acaba de lanzar su séptima novela y prepara otras 3 más

David González, habitual de esta casa, productor, guionista y director de cortometrajes, presenta esta semana su séptima novela, Hermosa Juventud, digna sucesora de Jóvenes Inocentes.

Con 33 años puede presumir de tener siete novelas publicadas y otras tres en camino que saldrán entre finales de este año y principios de 2020.

NOVELAS PUBLICADAS

El escritor David González con sus siete novelas ya publicadas. 



Novelas y sinopsis.


Sinopsis.

1. Jóvenes Inocentes. Boys Club


Cuando Adrián, un atractivo adolescente de diecisiete años, es testigo del secuestro de su hermano Max y descubre que va a ser sometido a una red de tráfico humano y abusos sexuales, decide infiltrarse en el Boys Club. Ésta es la discoteca más famosa de Londres, donde encontrará trabajo y se verá inmerso en una complicada y peligrosa red de tráfico humano, pederastas, sexo, corrupción y asesinato, en la que están implicados altos cargos y de la que le será muy difícil escapar.

Con una fuerte e intensa tensión desde el principio, contada en primera persona y basándose en sucesos reales, se destaca por su extremo detalle y violencia. Te atrapará y dejará marcado.

2. Jóvenes Inocentes. Corrupción



Segunda entrega de la trilogía creada por David González.

Adrián ha encontrado a Max y busca la manera de sacarlo de esa horrible red de tráfico humano.Pero no será fácil, pues hay una fuerte corrupción dentro del Boys Club y no puede fiarse de nadie; ni avisar a la policía ni contarle a nadie sus verdaderos planes. Adrián urde un plan desesperado para huir con su hermano, sólo que cada vez que da un paso adelante, un horrible descubrimiento le aleja más de la salvación.

Adrián descubre la cara más perversa y corrupta de esa inhumana organización y los miembros implicados.
Paralelamente, el director de un reputado colegio católico es acusado de abusos sexuales por parte de un alumno,y el colegio tomará medidas para silenciar al chico a cualquier precio.
Policías que abusan de su autoridad, Kathleen que sigue empañada en encontrar el amor, Karl desesperado por escapar de su secuestrador, y Brian, quien empieza a tener serios problemas con su madrastra Margareth, se enfrentarán a las situaciones más extremas por las que jamás hayan pasado.
Jóvenes Inocentes, Corrupción trae de vuelta a Adrián, Jake, Jack, Kathleen, Max, Gillian y el Boys Club y profundizan en la más intensa corrupción con fuertes dosis de intriga, sexo, asesinatos, pederastia y giros inesperados que te mantendrán pegado al libro hasta el final.

(395 páginas)


3. Sea Boys (Hijos del Mar)



Tercer libro de David González Kevin es un chico tímido y retraído cuya vida siempre ha estado controlada por su madre. Tiene pasión por la natación y se quiere dedicar profesionalmente y aunque su entrenador le recomienda sus padres se lo prohíben. Todo cambia cuando conoce a Matt, un chico con una fuerte seguridad en sí mismo que pondrá del revés el mundo de Kevin y entablarán una fuerte amistad. Pero Kevin no sabe que su amigo es un sireno y es el hijo menor de Poseidón, y que su amistad está prohibida desde hace un centenario por un fatal suceso. La Reina del Mar, la bruja más poderosa de los 7 mares hará lo imposible por romper esa amistad y evitar una guerra entre el mar y la tierra, aunque para ello deba emplear la magia negra.


4. La Mujer Satánica


Kate Dallas es una reputada productora de televisión que busca un programa nuevo y fresco, que sirva para todos los públicos y que tenga un fuerte enganche: una mezcla de Gran Hermano y los programas de casas encantadas. La casa de los Adams, una mansión encantada y abandonada con un terrible pasado será el escenario perfecto. Contratará a siete desconocidos con motivos diferentes para querer aceptar el reto y con una serie de normas, les ofrecerá la aventura de sus vidas. Pruebas, terror, fantasmas, asesinato...todo en riguroso directo.La pregunta es: ¿Realmente está todo preparado?


5. Homófobo


Robert es un hombre retraído y distante, con un profundo odio a los homosexuales, a quienes humilla, tortura y asesina violentamente en pleno apogeo de las fiestas del Pride en este pueblo, Sitges, donde trabaja como empleado y segundo jefe de un hotel.
En la semana del Pride, diferentes personajes entrarán en su vida, quiera él o no.
Dani es un chico bajito y muy atractivo con quien Robert entablará una extraña amistad que le hará cuestionar todas sus ideologías y creencias.


6. El Reformatorio


Marcos es un problemático adolescente de catorce años que tras robar y estrellar un coche es sentenciado a ingresar en un reformatorio. La estancia se le hará eterna, pues una serie de sucesos paranormales, un asesinato y un guardia de seguridad a quien le encanta pegar a los chicos, le harán luchar por sobrevivir.

Sexta novela de David González, de terror, sobrenatural juvenil.



7. Hermosa Juventud


Séptima novela de David González.

Un policía corrupto se dedica a chantajear, manipular pruebas y coaccionar a adolescentes para someterlos a su merced, provocando una oleada de abusos sexuales, torturas, humillaciones, injusticias y depravación.

(No apta para menores de 18 años)



8. Jóvenes Promesas. La Secta


Martín González es un importante, reputado y millonario productor de cine y TV. Decide crear un formato único de televisión nunca antes visto y realiza un casting con caras nuevas, juveniles y atractivas. 

Martín es un experto en magia negra que usa sus conocimientos para elevar las carreras de los chicos a lo más alto. El problema es cuando los chicos tienen la fama subida y le traicionan, cosa que le hará vengarse usando artes oscuras para que prueben su propia medicina.

La octava novela de David González pretende, a través de una obra de ficción, mostrar el mundo a veces sectario de Hollywood y como los que tienen el poder deciden el destino de los principiantes que acatan o no sus órdenes.


9. Obsesión


El profesor de educación física nuevo no tolera el acoso escolar. Todo se complica cuando mantiene una intensa amistad con el chico retraído de la clase, acosado en casa y en su clase, y pese a sus quejas y denuncias, el centro escolar no toma medidas. Un acto desesperado del chico hará que el profesor se tome la justicia por su mano, creando un dilema moral y ético.


10. Jóvenes Inocentes. El Comienzo.

Tercera entrega de la saga que verá la luz en diciembre.


11. Jóvenes Inocentes. Dudosa Justicia, entrega final de la saga que estará en primavera 


12. El Mago.

Un joven tarotista con 0 errores y fuertes poderes sobre el agua será intervenido por el gobierno con fines poco fiables.

13. Call Center.

Biografía real sobre los once años de experiencia como teleoperador del propio González.


lunes, octubre 07, 2019

HERMOSA JUVENTUD. DAVID GONZÁLEZ


Reseña del libro "HERMOSA JUVENTUD" del autor David González.
HERMOSA JUVENTUD
HERMOSA JUVENTUD de DAVID GONZÁLEZ
No he tardado más de una semana en leerme esta novela de David González. A parte de que es una novela corta, de unas ciento ochenta páginas, engancha mucho la forma que tiene de narrar el autor.
Está claro que este libro no es apto para personas sensibles y/o susceptibles, ya que está cargada de escenas sexuales, morbosas y violentas. La temática es gay, un punto a destacar, ya que es diferente a las temáticas de hoy en día y es un tema que está muy en auge y crea mucha polémica.
La historia trata de un thriller, un hombre policía que está obsesionado con los chicos de edades jóvenes. Un perturbado que los busca, los maltrata y salvajemente los viola. Y los mata.
No es fácil ponerse en la mente de un pederasta asesino. David sabe usar el vocabulario perfecto para hacer que el lector imagine cada macabra escena y se le pongan los pelos de punta.
Una novela corta pero muy, muy intensa.
Y fuerte. Muy fuerte.
Raquel Ferrer.



Hermosa Juventud:

Versión Kindle de David González (Autor), Editorial Fleming (Redactor) 
0,00 € Este título y más de un millón, disponibles en Kindle Unlimited Comprar por EUR 3,50
Tapa blanda 10,73 €

Detalles del producto:  
Formato: Versión Kindle
Tamaño del archivo: 1140 KB
Longitud de impresión: 115
Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
Editor: Editorial Fleming (20 de septiembre de 2019)
Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
Idioma: Español
ASIN: B07Y6N2SKM
Word Wise: No activado
Lector de pantalla: Compatibles
Tipografía mejorada: Activado

Detalles del producto: Tapa blanda: 220 páginas

  • Editor: Independently published (20 de septiembre de 2019)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 1694518868
  • ISBN-13: 978-1694518866

sábado, septiembre 21, 2019

Washington Daniel Gorosito Pérez. MONTEVIDEO




DANIEL GOROSITO
Washington Daniel Gorosito Pérez  


LLUEVE

en la ciudad que mira al Monte.
entumecida por la ventisca helada
y la terrible soledad
de los hombres.
Borrosa existencia
como los colores
de la bandera roída
que tirita en la proa de la chalupa
mientras se mece
en las aguas mudas del Plata.
Desarticulando mitos y temores
se pierde el viento
en un día de cenizas
lo gris contra lo gris.


MI CIUDAD…”MONTE VIDE EU”…


Está frío y garúa,
rigores del invierno del Sur.
El silencio late
en la piel de los adoquines.
Al final de la calle
el mar bravío guarda secretos.

Mientras, un hombre,
camina por la interminable escollera.

Mudo de soledad
con él,
la sombra frágil de las ausencias
suspiros lejanos
añoranzas
memorias inasibles.

La tenue luz de la tarde
muy temprano va muriendo.

Unas aves melancólicas
huyen en perfecta formación.
Los pétalos del cielo se abren
se derrama el dulce néctar
que al rato será poesía
multicolor celestial.
El hombre sigue caminando
y sólo ve un monte.




MONTEVIDEO



“Montevideo es mi ciudad, fui para allí a vivir 

con cuatro años, y cuando estoy fuera siento nostalgia”.

Mario Benedetti


Montevideo, vistes tu cuerpo de siglos,
silencioso y gris.
Ciudad oxidada,
el pasado es polvo.

En tus muros,
el pueblo hace poesía.

Anónimas angustias se desplazan,
miradas distraídas y lejanas,
la memoria germinando
recuperando historias que nos pertenecen
perpetua tristeza.


Museo de Blanes, Rosedal del Prado y Tango llorón.

miércoles, septiembre 18, 2019

SALA DE LECTURA IDEAL DE ALMERÍA con José Antonio Santano

Barro del Paraíso. ALFREDO PÉREZ ALENCART
BARRO DEL PARAÍSO. ALFREDO PÉREZ ALENCART



            No es fácil adentrarse en el territorio de la poesía. Necesita de un esfuerzo que muy pocos están dispuestos a afrontar. Esa continua lucha con las palabras y su significado, su simbología y la interiorización del discurso poético no está entre las aspiraciones o anhelos de la mayoría de los seres humanos.  Pero hay que decir, por el contrario, que la minoría que sustenta y participa de la creación poética es suficiente para que esta no desaparezca, para que la esperanza sea esa luz que siga iluminando el horizonte. Y, sin duda, la poesía es esa luminaria inextinguible que nos hace expresarnos a través de la palabra en comunión perfecta con el pensamiento y la experiencia vital individualizada y colectiva. De toda esa amalgama de elementos interconectados nace la necesidad de comunicar, comunicarse los unos con los otros, y de esa relación surge, por decirlo de alguna manera, la humana mística de la interiorización del Amor, en su más amplio sentido, al prójimo, al otro, en lo absoluto. Mucho tiene que ver con lo dicho la última entrega poética del peruano-español Alfredo Pérez Alencart, “Barro del Paraíso”, notable edición con magníficas ilustraciones de portada e interior del pintor y profesor universitario Miguel Elías. La mirada del poeta sigue siendo limpia y abarcadora. Desde la serena contemplación y la experiencia de lo vivido, en esta ocasión el poeta desnuda su espiritualidad, interioriza y reflexiona en su condición de hombre religioso, creyente de lo sobrenatural por ser lo sobrenatural tan mistérico y desconocido que el poeta no puede sino indagar y adentrarse en ese universo donde lo absoluto es ensueño, vida nueva. La celebración del Amor es una constante en la poesía de Pérez Alencart, y siempre está alerta para defenderse de los embaucadores y fariseos de la palabra, de los poderosos y tiranos. Por el contrario, siempre hallamos al poeta junto a los humildes, los exiliados, cercano a los que sufren, a los vencidos, dispuesto siempre al fraternal abrazo. Es tal su humanidad que uno no puede sino sentir las brasas de su palabra continuamente, también, como no podía ser de otra forma, en este libro Alencart nos ofrece su penetrante y moldeada palabra, como si del mismo barro se tratara. El barro es aquí símbolo de vida, y así vivir ha de ser siempre esa continuada lucha por alcanzar el Paraíso –su Paraíso-, al que nos invita desde la primera página que abre el libro: «Barro del Paraíso con espíritu del Gólgota soy, / y perdono lo que hacen y perdono / lo que me harán». Entregado en plenitud a la poesía, Pérez Alencart ha construido en estos últimos años una obra sincera y extensa, que nos atrapa tanto en su plano estético como ético, y que no deja indiferente al lector. Su capacidad de observación e interpretación de la realidad es tal que consigue siempre transformarla en un juego de seducción notable. El poemario que ahora comentamos, “Barro del Paraíso”, es una nueva apuesta por la espiritualidad y en este sentido, también un reto que ahonda en lo sagrado, en la divinidad y en la esperanza de que a través del Amor pueda el hombre transformar el mundo. El poeta se ofrece así al mundo, desnudo y honesto, solidario y justo, porque su anhelo es el Paraíso, su libertad también: «Alguien de uñas frías pretende arañar mi paz / y esconderla en un ventisquero de contiendas. / Pero yo no vendo mi corazón para otros vuelos / ni látigo alguno me hace decir sí cuando me niego.». Pérez Alencart no quiere pasar la ocasión de ofrecerse en su esencia espiritual, tal y como lo hicieran Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, en su entrega al Amado renace la esperanza, se afianza la fe y el amor al prójimo como elemento aglutinador del ser. Esa es la clave de este libro que nos deja versos tan abrasadores como estos: «…Yo / pertenezco al Amado: su ejemplo me destetó ya maduro / y sudo en pleno invierno y desde mi pecho dejo ver / la brasa de la resurrección. Ningún silencio en la hora / infinita, ninguna nieve enfriándome el alma. // A mí no me quemarán en sus hogueras, señores / patriarcas del albañal, señorones que nunca sintieron / el fogonazo de Dios. Los recuerdo de antes, pavoneándose / amparados por el sobreentendido terror al Senedrín / o al Santo Oficio.». El poeta no es aquí sino un hombre dolorido y deslumbrado por la fe y el Amor, convencido que su prédica solo puede beneficiar a los hombres, pues es tal su generosidad, también su misericordia, que no cabe en él más grandeza que la entrega a los demás en su bondad infinita. Nos dice Alfredo Pérez Alencart: «La única brújula es el Amor enhebrado / al misterio de la amistad, a la comunión del sentimiento, / a las despiertas pupilas de un linaje que   nos consagra / a buscar certezas en la inolvidable cruz del calvario.». Es esta una manera de expresar su espiritualidad, de interiorizar en el gran silencio de la soledad para sembrar la semilla del Amor que vive en el poeta a través del Dios y que comparte con su prójimo: «…Cambiemos la mirada para ver / la urgencia del otro. Acoger es otra forma de Amar, / aunque no se ganen todas las batallas. //…Hay que cambiar la mirada. / No todo es hermoso, es cierto, pero se debe ayudar / al que llega, al que enferma, al que se marcha, al que sufre.». Este es el poeta y esta su poesía, cargada de humanismo y fraternidad sin límite, lo que bien pudiera resumirse así: «Lo que suma no es cantar victorias con  monedas: basta darle un apretón de manos a la esperanza / para que nazca un camino / injertado al espíritu mismo del hombre».  

BARRO DEL PARAÍSO 
Título: Barro del Paraíso       
  
Autor: A. Pérez Alencart


Editorial: Arspoética (2019) 

lunes, septiembre 09, 2019

ENTREVISTA A ÁNGEL PADILLA, SOBRE LA SALIDA DE SU PRÓXIMA NOVELA "MUNDO AL REVÉS: ORIGEN"

Ángel Padilla. Mundo al revés. Origen
ÁNGEL PADILLA NOS HABLA DE SU PRÓXIMA NOVELA. MUNDO AL REVÉS. ORIGEN

El mal de todos los animales es nuestra cercanía


A finales de septiembre de este año sale editado, por Sportula, tu novela "Mundo al revés: Origen". ¿De qué trata?

Imagina en la pantalla de un cine un tío de espaldas silbando mientras guisa, cortando primero con un cuchillo hacha algún tipo de animal, la cámara hace movimientos, para ponernos nerviosos, y al final cuando ese tipo extraño e inquietante tira los trozos lavados de lo que cocina a una gran sartén, un zoom te hace ver que se trata de un bebé... humano...

Ese universo de los animales dominando la tierra, ya lo desarrollaste en un primer "Mundo al revés", primero editada por Corona del Sur y después, ganando el Premio Ignotus de Fantasía y Terror a la mejor novela del 2008, bajo la edición de la editorial Parnaso. Ahora retomas ese espacio de animales dominadores (según he leído en muchas entrevistas tuyas, para que se vea cómo sería al revés, y dejemos de ser de una vez esclavistas y torturadores de animales) de humanos con esta nueva novela. ¿Qué pretendes añadir, respecto a la anterior?

Las otras, que no son esta porque ésta es otra novela muy distinta aunque el espíritu denunciador sea el mismo, no contenían tanta ira, ni tanto amor. Ni tanto oficio. No me ha sido fácil escribirla. Hay pasajes muy espantosos, y trites, pero he tenido que poner a "mi especie" (que no lo es, mi pueblo son Todos los Pueblos) "a los pies de los caballos". Y éstos han tomado su venganza.

"Mundo al revés: Origen" es la primera novela de una trilogía animalista, compuesta por "Mundo al revés: The Best" y por "Humanzee".

Efectivamente. Son libros que pertenecen a un mismo hálito y fin. No obstante, son novelas las tres que se pueden leer individualmente y sin relación alguna de gradación argumental. Sólo les une pertenecer a un igual furor, un mismo deseo de justa justicia. Las otras dos nombradas finales de la trilogía, están escritas pero aún inéditas.
Me juzgo mucho, soy mi peor pesadilla como crítico de mí mismo, pero con estas entregas considero que estoy ante podría decirse de lo mejor que he hecho con la inventiva en beneficio de mis pueblos, de los animales humillados y reos de un animal vestido que se cree el rey del cosmos y no es más que un autista de la belleza, cada vez más odioso porque con su soberbia, egoísmo y sobre todo con su cobardía, nos va a llevar a todos -ya lo ha hecho- a un ígneo callejón.

Tu activismo en el movimiento de liberación animal es constante, ¿cómo ves dicha lucha actualmente?

La mayor parte de la gente que cree luchar por los animales no lo hace en verdad. Sólo hay ínsulas de verdaderas y verdaderos salvajes al servicio de la revolución más importante de todas las eras. El resto son sólo ciudadanos jugando a ser terribles. De momento no hay revolución alguna, ni tan siquiera conmoción. Los apátridas, los salvajes, buscamos pares que sepan que para liberar a los animales primero hay que destronar todas las pirámides del sistema. Y lo están haciendo al revés, entran a todos los templos orando y rogando. Como dijo Rosa Más en una entrevista, "la lucha por la liberación animal ha de desafiar al poder", y eso, masivamente, no se ha producido, sólo en pequeños estratos, en tanto la mayoría cree que para lograr beneficios para los animales debes estar a bien con el poder. Jamás dejarán de ser esclavos cerdos, patos, bueyes, carneros, caballos, si no hay levantamientos altos en dolor y desesperación de reo como el que hubo hace poco en Australia, y peores. Debemos sentir como si una herida común nos rebosase de sangre la boca, como que vamos a morir si no salimos a la calle y atronamos el mundo, que nuestro grito ponga contentos los mares, porque por fin hemos llegado. O nos convertimos en un buen problema o no estamos haciendo nada.

De pequeña me llevaron a un zoo donde había un gorila enorme en una jaula que a mí, con sólo seis años de observación en este mundo, me pareció pequeñísima. Recuerdo que se lamía una herida que tenía en la muñeca. Pero sobre todo recuerdo su mirada. Lo sentí triste. No tuve que imaginarme dentro de esa minúscula jaula para entender que él no tenía que estar ahí. Me lo dijeron sus ojos.

El peor invento del desnortado animal humano es la reclusión. Ese gorila que viste era la muerte, quien vive encerrado mucho tiempo, una buena mañana despierta y ya no es él, ya es la muerte, molecular, mentalmente. La locura y la muerte. Eso lo sabe el humano y sigue confinando inocentes. No tienen perdón. La única respuesta que habrá se producirá el día de las liberaciones masivas, ahí verán sus reos, sus fantasmas en verdad, sabrán qué hicieron no sólo con sus vidas, sobre todo con las de otros, y puede que allí despierten al fin, pero ¿será ya demasiado tarde? No lo sé. Veo, siento, una de mis más grandes y verdaderas visiones es una debacle mundial cuando seamos tantos que podamos coordinarnos para abrir todos los claustros. Eso detendrá el mundo. No lo hará otra cosa. Ese día marcará la nueva era, desintegrando toda la farsa y llevando la verdad a la arriada de la única bandera, lo alto de todos nuestros cielos.
ÁNGEL PADILLA
MUNDO AL REVÉS. ORIGEN
Los llaman "los sin voz" y lo correcto sería llamarnos a nosotros "los que no saben oír". ¿Cuándo crees que dejamos de entender lo que los demás animales nos cuentan?

Nuestra memoria atávica nos indica qué dice cada animal, eso lo sentimos todos. Que luego se quiera obviar toda esa certeza, se hace, por egoísmo. Sea como sea, me ciño a las palabras pronunciadas por la activista Mary Pérez en un flamante discurso en Argentina al final de una manifestación: "los animales ya no pueden esperar, no a que evolucione el pueblo, los jueces, su libertad no puede depender ya de eso". La liberación urge, y es para ya. Mi amigo el poeta anarquista Jesús Lizano, que fue filósofo pero sólo duró unos días de profesor porque aprobaba a todos los alumnos y se iba con ellos no a dar clase sino a charlar por los jardines, resume nuestro mundo con esta situación medular: "dominantes y dominados", en toda época. Se dominó a la mujer, por el hombre (esta situación aún persiste, al menos en intención; en algunos países, de facto completo), dominadores blancos sobre hombres y mujeres negras. Los dominados y burlados de siglos, y basta ya, son los animales no humanos, porque el humano insiste en considerar al resto de los animales propiedad suya sobre la justificación de que no poseen la razón, esto sería: ¿que no pueden entrar a un Estanco a pedir un Ducados rubio? ¿Que no se alistan como militares? ¿Que antes que entrar a una mezquita prefieren ascender un camino de campo hasta llegar a un río y pasar la tarde en su orilla? La desvergüenza, a día de hoy, para sustentar la esclavitud de los no humanos, el sernos propiedad, para usarlos a las más variadas conveniencias, es en tal calibre mentirosa que no hay debate alguno. En lo que dice el pájaro cantando desde la alta rama hay más que en todos los libros de poesía. Yo ya sólo me uno a los rebeldes y a las guerrillas para el campo. Si no quieren escuchar, ya haremos que lo hagan. Reniego de mi (falsa) condición humana. Yo soy un animal.

¿Qué le dirías a alguien que te dice que se ha concienciado, que siempre ha sentido amor por los animales, que quiere proteger el planeta, renovarse y dar lo mejor de ella, que va a adoptar el veganismo... pero que será a partir del lunes porque aún tiene el congelador lleno?

Que se vaya a Disneylandia y se fotografíe con Mickey levantando los dos las patas, porque ya no me hacen gracia las ironías de los que saben que hacen mal. Y ya no pierdo el tiempo con aquellos que, de hecho y palabra, proyectan las vidas más horrendas para mis defendidos, y sus muertes, para sus gulas. Uno no adquiere la ética de a pocos, no estás en contra de la violencia machista para el lunes, o de la pederastia para septiembre coindiciendo con el retomar de la dieta adelgazante y la compra del primer fascículo de "Motocicletas de época". La ética es algo grave, sobre todo si proviene, como todo lo que nos ha hecho evolucionar, de la ley natural, no de la positiva, que es servil de cada época.

Salimos a la carretera temiendo ver un camión lleno de animales camino al matadero. Sin la contaminación creciente, sin demanda, dejarían de rodar esos camiones llenos de inocentes.

Es de las imágenes más tristes que uno puede contemplar por los extrarradios de estas ciudades vacías de alma, esos camiones. Recuerdan, son lo mismo, a los trenes que llevaban a los judíos a los campos de Dachau, Mauthausen... Los conductores son los mismos que conducían aquellos trenes. El Holocausto animal es conocido por todos, ahora con las redes nadie puede alegar no conocer qué esconde tal industria de explotación y trata de inocentes. ¿Sabes lo peor, lo que más me indigna? Yo también viví engañado hasta que vi la verdad. Pero cuando me informé, di el paso y ya llevo 23 años siendo vegano. Me molesta mucho cuando alguien es informado debidamente y dice que no le importa, que por esto o por lo otro seguirá comiendo animales. Para mí esa es una forma de nazismo, y para muchos otros también lo es, no soy el único que así lo siente. Una legión oscura numerosísima, que conforman La Demanda, y que por su culpa mueren billones de inocentes. La Demanda ya sabe, gracias al último informe de la ONU, que la ganadería intensiva es aún más contaminante que los vehículos rodando, ha urgido a dejar de comer animales, pero a La Demanda le da igual, busca un sabor, mataría por ese sabor.

¿No crees que en toda organización que trabaje por los derechos de los animales no humanos debería haber en la entrada una bandeja con un cartel que diga... "por favor, deposite aquí su vanidad y su ego. Gracias"?

De ser así estaríamos ante un animalismo compacto, integral e inteligente.
Lo cierto es que asistimos a una parálisis en la lucha sin parangón. Todos esperando a la corneta que anuncie la próxima manifestación, pacífica, eso sí (se indica siempre). Performance o similar, pacíficas. Y hay que hacerse muchas fotos de camino al acto, selfies, somos animalistas. Sonríe.
Mientras tras barrotes millones de ojos esperan, no saben a qué porque sólo han conocido el hacinamiento y la desesperación, pisando sus heces y orines esperan, esperan.

¿Cuánto has llorado por ellos? ¿Cuántas noches te ha podido la angustia y has deseado no andar más por este mundo que asesina a los tuyos?
A veces he leído en las redes mensajes de gente que se despide temporalmente, tanto de las redes como de la lucha (son una misma cosa, la lucha se prepara por las redes), y a éstos se les suele decir: te entiendo, a veces hay que desconectar, descansar y volver con más fuerzas. Jamás he sentido deseo de apartarme "a descansar". Dejaré hasta mi última gota de sangre en esta lucha, cada día de mi vida. ¿Que me agoto? ¡Por supuesto! No hay guerra que sea agradable a nadie, pero mientras tantos y tantos corazones orando desde Infiernos dependan de nuestra fuerza de acción y palabra, yo debo marchar fuerte y sin descanso. ¿Lloro? Tantas veces... Pero en la intimidad, sólo mis más íntimos me han visto llorar. Frente a las milicias de la hierba, al lado de amazonas y guerreros, aprieto los dientes y sonrío como una bandera. Mis tobillos no están sujetos por argollas, soy un privilegiado. Las víctimas en este planeta son otras. Que tomen mi pluma y hablen cuanto quieran, mis piernas son suyas para realizar cualquier acto que decidan para su manumisión.

Hace unos días me salió de paseo la niña observadora que era... Llevaba a los perros a darse un baño a la playa permitida para ellos y caminábamos por un terreno lleno de piedras. Ellos descalzos. Yo, la humana, no. ¿Sabes cuál es la prueba definitiva de que esta Tierra es más de ellos que nuestra? Pues que ellos no necesitan proteger sus pies para pisarla y nosotros Sí.

Necesitamos gorras para el sol, guantes para el frío, andadores cuando somos ancianos. No sabemos andar sin adultos cuando somos niños, si no se aprende la cultura de los libros de las ciudades, se aparta a dicho animal humano con la denominación de "analfabeto", aquello que antaño Rousseau denominó "el buen salvaje". Decididamente no pintamos nada aquí. Somos herederos y reparadores de un laberinto de paredes concéntricas que marean y paralizan.
Bolsonaro lleva zapatos. Y Trump, y el coreano pirao de los prismáticos. Los indígenas y animales, lilas y secuoyas que están siendo abrasadas por La Demanda, no. La Amazonía, en llamas; Africa en llamas, no llevan calzado. Los zapatos sólo han generado dolor, con ellos el humano se creyó más alto, entonces fue cuando comenzó a delirar, el atuendo lo transformó; ahora no sabe lo que es.

¿No crees que la inmensa mayoría de los problemas que acorralan a diario al sapiens se deben a esa desconexión, a ese "necesitar zapatos"?

Por eso aparece en la portada de "Mundo al revés: Origen", el animal que va a comer, como delicatessen, una cabeza humana al horno, tal animal vestido de traje chaqueta impecable, camisa bien planchada y corbata. Es una parodia. En estas ciudades somos "lo que se ve de nosotros", yo veo fantasmas elevando ropas que caminan, sin nadie dentro. Lo que teníamos de bello, de natural, de verdadero, ya se fue. Sólo hay locos, por allá un jersey Adidas flotante, por aquí un vestido de De la Prada cruzando un paso cebra, sin cabeza.
¿Te imaginas que a las tribus originarias que aún quedan, les llegasen las tendencias de moda y las siguieran? Imposible. Eso resume dónde estamos y qué vemos: una psicosis cada vez más irrefrenable. Un pandemonio donde las pocas y pocos que despertamos en mitad de la pesadilla pensamos: Diablos, esta parece una de Stephen King.

¿Qué le dirías a un vegano que "siente tentaciones" o "teme recaídas"?

No creo que exista eso. Nadie tiene miedo de tornarse un criminal o un violador de ancianos, a no ser que se padezca algún tipo de transtorno. Quien refiera esa situación no tiene sensibilidad animal alguna, no la ha alcanzado. Se es ético o no se es. Pero sí, hay muchas personas que refieren cosas así, nunca les creo. Si decides no comer vidas, esclavas y humilladas por tu gula, lo decides para siempre.

¿Podrías poner un poco de luz en esa parte tan en penumbra del camino de un niño que va desde el punto "mira, qué pollito tan bonito" hasta el punto "o te comes el pollo o no te levantas de la mesa"?

La luz sería la que debería mantener al pollo alejado de nosotros, entre la paja fresca y bajo un cielo sin humanos. El mal de todos los animales es nuestra cercanía. Si los padres quieren que los niños vean animales, hay suficiente bibliografía sobre ello, con fotos e información de éstos en libertad; por favor no aquellos libros, típicos por desgracia, donde se enseña a los niños sobre animales en "el Zoo" o "en la granja". La imposición, el marchamartillo, es la práxis y éxito de todos los fascismos. A los animales no hay que amarlos por su belleza, tan sólo hay que respetar sus vidas y dejarlos en paz. Tanto los padres que educan a sus hijos llamando a los perros "guauguaus" como los que presentan a los cerdos troceados cocinados en la mesa, se equivocan. No ha habido todavía una cultura real, hasta que no se conozca la realidad de nuestros compañeros de planeta, el resto de las naciones animales. Si la suerte te permite ver un toro pastando libre en el campo, lo más probable es que el toro, al barruntarte a lo lejos, comience a alejarse de ti. Los animales libres ni nos necesitan ni nos quieren. Se bastan en sus especies, como nosotros deberíamos hacer como especie sin usar a las demás. Casi todo en el universo humano es una gran estafa. Vivimos en la peor de las sectas. Hay que escapar de La Demanda. Hay que denunciar a La Demanda. Destruirla. Para que detenga sus máquinas de destrucción total.
Somos las únicas y únicos capaces de salvar el planeta. Y no habrá otra oportunidad.

jueves, agosto 29, 2019

PREDICAMENTOS. MARGINALIA. POEMAS DE ÁNGEL SIMÓN COLLADO


MARGINALINA
PREDICAMENTOS.   MARGINALIA



Prólogo




Escribo, de forma ocasional, y eso es todo.

El cómo y el porqué muy poco importa.

¿Aturdir las horas con mis versos? No lo sé. Nunca lo supe.

Deciros que escribí de tarde en tarde, muy espaciado, algún que otro renglón.

Y los guardé, improvisados, en hojas polvorientas.

¿Alguna explicación? Nunca lo supe.

Alguna que otra vez. Sin ningún drama.

En las horas más claras de la vida.

Sólo el oficio.

O quizás...

Escribo, de forma ocasional. El cuándo y el porqué muy poco importa.









Se encontraba suspendido en su mundo

dando sus cadencias al mar

a la tierra

al aire.

Dejaba tras de sí sus notas

con un desdén febril, meticuloso,

esperando sin sentir,

sin sentir pero sabiendo,

lo que es nada.

Y allí suspendido sonreía a todo;

amargo el rictus en la mirada

y un veneno oculto entre los labios.

Un vestigio de estrella su ventana

al Mar y al Sol en un solo cuerpo.

Se encontraba dormido en sus aires,

dando sus cadencias al mar,

a la tierra,

al aire,

esperando sin sentir,

sin sentir pero sabiendo,

con frenesí de vida,

lo que es la nada.

                                                                 SEGUIR LEYENDO AQUÍ          

CARMEN SALAS DEL RÍO por MARÍA ÁNGELES LONARDI

Reseña del libro:
CARMEN SALAS DEL RÍO
CARMEN SALAS DEL RÍO
 “La mirada del tiempo” Editorial Esdrújula, marzo 2019.
de Carmen Salas del Río  Por: María Ángeles Lonardi



Con gran acierto, Teresa Gómez, comienza diciendo en el prólogo “Conquistar el destino” al inicio del libro: “Carmen Salas nos anuncia, como una premeditada confesión, “Nací en el Sur del Sur”, consciente de que esta declaración ofrece información sobre su poesía. Pues en ella encontramos el equilibrio, la fuerza, la sensualidad y la espontaneidad en los sentimientos manifestados, en la que aún resuenan los ecos de una larga tradición poética arabigoandaluza.”. Y se convierte en preludio de los hermosos poemas que nos vamos a encontrar en este libro. El mismo se divide en dos partes: De la mirada y Del tiempo; precedidos por “Armonía”, una especie de introducción sobre los pensamientos, o más bien, una reflexión sobre la libertad de pensamiento, que sustenta el buen hacer de la autora y su poética.
Una mirada comprometida que ahonda en la realidad de nuestra sociedad y que nos lleva a replantearnos prioridades y la propia mirada crítica. 

MIRADA DEL TIEMPO
MIRADA DEL TIEMPO
 
De la mirada nos propone temas de la vida cotidiana, las circunstancias que nos rodean, la soledad, la incertidumbre, la naturaleza, la vejez, el paso del tiempo, analizados desde un prisma singular, con sus propias inquietudes y complejidades. Como en estos versos: 

 

Del poema “Segura” 




 
Con ojos de ajenidad, 
/como de estar sorprendida del mundo, /
andabas el camino.”
De “La ciudad”
A veces la ciudad es como una amiga,/
 me llama con sus calles vacías/
(…)
y me reclama los miedos/
de estudiante que perdía/
 el paso en la historia de mi tiempo”


De “La mirada del tiempo”

La mirada del tiempo nos descubre/
 la auténtica dimensión de las cosas, / 
la verdad de los otros”.

En la segunda parte de su poética, nos lleva a plantearnos la preocupación y hasta diría, con cierto temor, por el paso del tiempo y sus consecuencias.
Pero no tiene una perspectiva habitada por el desaliento, no, sí acaso esperanzadora. Carmen pertenece a una generación que soñó con un mundo mejor y que no quiere irse de él sin conseguirlo. Por eso nos ofrece este libro, como acicate, para lograrlo. 
 
Dice el poema: “No me tengas en cuenta”
Persiste imperturbable/ el camino en la vida que soñamos”.
De “Anacronismos”
De vez en cuando/ me asalta el pensamiento/ de vivir en un mundo/ que no me corresponde.”
De “Tiempo de olvido”
Que preserva el presente/ y descubre con otras ilusiones/ las inéditas puertas del futuro.”
Desde una actitud de protagonista privilegiada, nos ofrece la experiencia de lo vivido, permitiéndose un análisis del verdadero alcance de las cosas y, a su vez, permitiéndonos o planteándonos, una propuesta lanzada hacia adelante, para hacernos cargo del testigo y ser realmente artífices de nuestro destino.
La mirada del tiempo contiene poemas labrados sin grandes artificios literarios, con lenguaje directo y claro, entrañable, de sencillas palabras, que hacen a cada lector más comprensiva la lectura y, por ende, la cercanía se produce con humildad y sin estridencias.
La autora tiene mucho que decir y ha buscado la manera de hablarnos de la vida misma, cargada de verdad, como testimonio de una época que no ha de volver. Como tantas mujeres de su generación, Carmen, se hace oír con una poética explícita deseosa de que, al leerla, cada uno de nosotros recoja el testigo y nos hagamos cargo de lo que nos toca.
Como dice en su poema, casi al final del libro, “Tiempo de descuento”
Solo quieres vivir
tu tiempo de descuento.
Y eso sólo es posible
si eres tú quien escribe
con el alma ligera
la brevedad latente del camino.
Hasta que llegue
el último mañana.”


MARÍA ÁNGELES LONARDI
MARÍA ÁNGELES LONARDI
Nació en Larroque, Provincia de Entre Ríos, Argentina. Es Poeta, Escritora y Profesora.
Ha ob­tenido varios Premios literarios en Argentina, España y premios Internacionales Comparte treinta Antologías a ambos lados del Atlántico. En 2002 se radicó en Almería.
Fue Jurado, durante cinco años consecutivos en los Cuentos Interculturales de la Diputación de Almería y también Jurado de los Premios de la Editorial Círculo Rojo.
Participa en Encuentros de Escritores Nacionales e Internacionales, en Reci­tales Poéticos, en Jornadas Literarias, presenta a otros autores, coordina Antologías, escribe Prólogos, Reseñas y comentarios literarios, publica en numerosas Revistas digitales, etc.
Es miembro del Departamento de Arte y Literatura del Instituto de Estudios Almerienses, miembro del Centro Andaluz de las Letras e integrante del Circuito “Ronda andaluza” y de PoetiCAL. También es Miembro de Poetas del mundo.
Miembro de Academia Norteamericana de Literatura Moderna. Capitulo Reino España.
Es Miembro del Movimiento “Humanismo solidario” y Firmante de su Manifiesto.
Colabora con la Asociación Cultural Celia Viñas y desde enero 2015 es integrante del colectivo “Poetas del Sur” y presenta los Velorios Poéticos.

Libros publicados: “Amores” 1997, “Entre calamidades y milagros” en 2005.
En noviembre de 2014 el Instituto de Estudios Almerienses publica el libro “Cuatro poetas” que incluye su libro “El jardín azul” junto a otros autores almerienses.
Poemas para leer a deshoras” Editado por Letra Impar 2017. Traducido al italiano.
Soles de nostalgia” Editorial Círculo Rojo, marzo 2019.

Puede verse su trayectoria en su blog: letras-sobre-papel.blogspot.com.es

ELOCUENCIA DE SILENCIOS. ELOQUENCE OF SILENCE.

ELOCUENCIA DE SILENCIOS. IDEAL, 04/08/2019

SALA DE LECTURA EN EL PERIÓDICO IDEAL, ESTA SEMANA,   ELOCUENCIA DE SILENCIOS. ELOQUENCE OF SILENCE. OBRA DE FRANCISCO MUÑOZ SOLER, POR JOSÉ ANTONIO SANTANO

 
 
Eloquence of Silence
Francisco Muñoz Soler

Quizá no sea necesario tanto  alboroto. El ruido nos desequilibra y nos hace irascibles, inconsecuentes. Nos regresa a la barbarie de un tiempo inenarrable por díscolo y aciago. La razón del hombre se nubla y la violencia y el infortunio lo asiste cuando el mundo se vuelve retumbante en todos sus estadios. Será el silencio entonces como una luz que alumbre el camino, que nos dirija al deseado jardín, a todos los silencios que huyeron un día de nuestras vidas. Regresaremos al origen y allí en su silencio de siglos se hará verbo. Algo de esto sucede con este libro, “Elocuencia de silencios” (edición bilingüe español-inglés), de Francisco Muñoz Soler (Málaga, 1957). Despierta el interés del poeta la realidad social que le rodea, y desde una actitud puramente humanista se posiciona, libremente: 


«¿Qué es ser poeta y por qué serlo? 
/ Nunca me hice las preguntas, 
/ fluye del venero de mi ánima, 
/ forjando elección de vida 
/ mi posicionamiento en el mundo, 
/ manifestarme en la palabra
 / y en los silencios / 
con belleza y humanismo».

 Su poesía parte así de un compromiso cívico, donde estética y ética van de la mano, al unísono, convencido que solo de esta forma, la verdad –su verdad- nos hará libres a todos. Sitúa al poeta en el centro de ese silencio abarcador, capaz de transformar, de cambiar una realidad por otra, siempre desde la creencia justa de que la palabra es en sí misma el medio para alcanzar el fin. La palabra poética, en toda su intensidad, merodea por doquier, nos abisma en la oscuridad y nos ilumina al mismo tiempo. Crece de esta manera en el poeta la necesidad de comunicar y comunicarse con el mundo exterior, y no puede detenerse ahora, que todo parece imposible o al menos inalcanzable.


Es precisamente en esta hora adversa cuando el poeta regresa a los silencios y en ellos redescubre la esperanza, y la palabra se hace luz en su interior para proyectarla luego hacia el cosmos. Su mirada, la del poeta que vive en Muñoz Soler, percibe la dolorosa tragedia de la vida, y a ella se entrega en cuerpo y alma: «Debemos tenerle miedo / a no atrevernos / a desear una vida digna». En su visión humanista del mundo no cabe sino la reivindicación plena de la dignidad en primer término, de no claudicar a lo que nos pertenece por nacimiento, a lo que es inherente al hombre. Es por ello que nos quiere mostrar otros silencios, esos que pueden cambiar y transformar la triste realidad que nos doblega: «La basura inunda los arcenes, terrales que separan del matorral, / entre ellos, hogares donde la / pobreza es dueña desde el principio de los tiempos y la violencia / ordena el tránsito de los años / de sus moradores». Pero el poeta necesita resistir, renacer de las cenizas, no claudicar, convencido de que solo la palabra será el haz de luz que entre, aunque sea poco a poco, en el corazón del ser humano. Mas la realidad está ahí, presente en cada acto de vida, en cada ser que habita este planeta moribundo, como así nos muestra el poeta en el poema que titula “Mujer Mara”: «Tengo fija en mi mente su mirada, con un odio que rasga la vida. / La muerte esculpida en su / joven rostro. // Solo su esencia de madre la hace dudar de volver a matar, no por / temor o desafecto, sino por / apartar a sus hijos de tanta crueldad, cuya recompensa es recibir y causar daño. // Su sangre, convertida en futuro, sacude la empatía que aún / queda en su naturaleza». Adentrarse en los silencios es una clara meta del poeta, hundirse en su interior y respirar su aire y sus aromas, ser su sangre, para sentirse libre como el vuelo de los pájaros: «Que el silencio no sea resignación, / sino pausa con más alcance que las palabras, / que derribe los muros invisibles de la infamia / y su sonido simiente de esperanza / sea espacio de belleza y piedad / donde se construya convivencia plena». El poeta se rebela contra toda injusticia, para él como ya dijera el poeta, el hombre es el centro del universo y con él pretende caminar de la mano, asumir este compromiso cívico en la defensa de los marginados y desfavorecidos socialmente es un deber ineludible para el poeta. Así lo entiende Muñoz Soler y así se traduce en “Elocuencia de silencios”. Emigración, violencia machista o cualesquier conculcación de los derechos humanos. Mientras esto suceda allí estará el poeta, allí estarán sus versos como única arma, la palabra que aviva el corazón de los hombres y los hace más fuertes y libres. El poeta siente la necesidad de vivir, como anuncia en la última parte del libro, de “sentir cada día como un regalo”: 

«Recorro en un canto íntimo 
/ habitadas escenas del mundo 
/ de mi yo en otro, 
/ sombras de mi alma
 / desplegadas en recuerdos… 
// solo nuestro silencioso amor 
/ se alza sobre el ocaso /
 con escalas de ternuras.». 

El poeta se resiste a vivir en «una patria de cenizas / donde brota el odio / y el sol siempre está lejano.», de aquí su voz en grito a través de la palabra que ahonda en los silencios, en el alma humana. “Elocuencia de silencios”, un lugar para la reflexión y la esperanza.

Francisco Muñoz Soler (Autor)  Málaga 24/12/1957.

 

Detalles del Libro

Título:                   ELOCUENCIA DE SILENCIOS
ISBN/13:
Num. Páginas:
Tamaño:
Año de publicación:
Editorial:
Categoría:
9788417669041
126
152 X 228 mm
2018
POESÍA

 



2017- Poemas Selectos-Select Poems. Costa Literaria- España
2016- Poemas Selectos- Selected Poems. Instituto Indo Hispanic - Calcuta-India.
2016- Cuaderno de Viaje. Hanan Hurawi - Perú
2014- Latido íntimo- Inner heartbeat. Corona del Sur- España
2014- Selected Poems- Poemas Selectos. CreativeSpace- California-USA
2014- En tiempo de prodigios - Navegando sueños - El Salvador.
2013- Zona Cero- Zero Zone-. La ovejitabooks- Nueva York, USA
2012- Esencias – Transtextual - México
2012- Alma entre almas -Transtextual- México
2012- La claridad asombrosa (2.ª ed.)- El barco ebrio - España
2011- La incierta superficie - Colección Sur La Habana-Cuba
2011- Ícaro. El barco ebrio - España
2011- Selección natural. Ediciones Rubeo- España
2010- La voz del pensamiento - A bordo del polen- México
2010- Restauración - A bordo del polen - México
2010- Una flor erguida - Paracaídas, Lima, Perú
2009- La claridad asombrosa - Voces de hoy, Florida- USA
2008- La densa corporeidad de mi memoria. Ediciones Estival, Venezuela
2006- Áspero tránsito, Pájaros en los cables, Lima - Perú
2000- Lluvia ácida, Vicio Perfecto, Lima - Perú
1996- Prehistoria poética (1978-1996). Ediciones Estival - Venezuela

Traducido al inglés, árabe, italiano, bengalí, rumano, assamese, alemán.
Traslated to english, arabic, italian, bengali, romanian, assamese, german.