Se aburren los poetas?