jueves, octubre 22, 2015

Paseo del mar. © Abraham Ferreira Khalil



PASEO DEL MAR

(A Paco Lara García)

Un ocaso habitado
enciende el oleaje.
Es otoño y camino
bajo la daga infame
del sol, negro corsario
que corre a refugiarse
detrás de los telones
que el horizonte abre.
Un forastero asoma
entre los paseantes
y arroja su mirada
a las inmensidades
del mar. Era ese extraño
mi corazón, que bate
sus alas en la costa,
pero volar no sabe.
Y allí, como un arquero
de la niebla, arrogante,
paseo. Ya es otoño.
Siempre la misma tarde.


© Abraham Ferreira Khalil