martes, febrero 12, 2019

LA LINTERNA DEL BAILE. ANDRÉS MOLINA FRANCO

ANDRÉS MOLINA FRANCO







Cuando la fiesta termina en la madrugada, el camino al cortijo se hace lento, las piedras y los hoyos entorpecen el paso y un perro corre ladrando a la valla en la oscuridad. Esta noche el baile concurrido en música animada de pasodobles, ha llenado la plaza de jóvenes imberbes; en la casetilla de ladrillo, un camarero colma los vasos de aguardiente y limón, las sillas entorno al círculo dejan en duermevela carabinas* avizoras. Los farolillos descuelgan del cable tendido en el entramado del parral, las perillas* de pocos vatios, brillan tras el papel de lunares rojos en el vaivén de la suave brisa.
El murete improvisa el escenario de madera, tres músicos descompasados vuelven a repetir la misma partitura a última hora, el acordeón pliega su fuelle mientras la botonera de nácar y el teclado, se ponen de acuerdo en la nota del pentagrama. La voz ronca del vocalista aturulla mi oído, el humo del cigarro asciende en bocanadas leves nublando mi vista.
MACAEL

El pantalón rabicorto, aprieta mi cintura, los bolsillos italianos apenas dejan espacio para las manos y un pañuelo. La linterna de tubo cae vertical en la entrepierna, abultando las costuras de la pernera; las miradas licenciosas engañan los ojos que pronto vuelven a la cara. La chaqueta de corte limpio tapa solo la correa, las trabillas obligadas rompen la entretela. El cuchicheo en el corro de mujeres se extiende a las casaderas que no prestan su mano en el baile, ante el indecoroso pretendiente. Apoyado en la barra, negativa tras negativa, no consigue ni un pisotón de un tacón de cuña.
El reloj de cadena marca lentamente el movimiento del segundero, acompasado con el reloj de la torre, la maza de la campana cae dando la una. Un grillo salta entre las hojas del suelo imitando las gotas de agua escurridas de una rama. El borrachuelo mira por el cuello de la botella buscando un hilo de aguardiente resbalado por la copa, sus hipidos continuos le dejan la garganta seca mientras el sueño etílico abraza su débil cuerpo.
Me despido de un compañero cantero, en el trecho de regreso en soledad pienso en la velada, aburrido y sin ánimo de volver otra noche. Subo el cuello de la camisa, el botón la abrocha tratando de resguardarme del frio. Busco la linterna en mi bolsillo, sigue apagada, las pilas encerradas por el tapón de rosca conectan la bombilla incandescente.
Siento que la tirantez del pantalón se alivia, la acequia corre a mi lado, la pará* abierta anega el medio celemín* de patatas. El olor a urea de un corral de ganado, aligera mi paso evitando la compañía de una molesta pulga. Tintinea un cencerro cercano, el balate* de piedra aposta en sus pies fresca grama y el rodezno* del molino no se escucha girar.
LA LINTERNA DEL BAILE

Acaba de iluminar una estrella fugaz la cara del cerro Ocará, compite con las albricias de una luciérnaga; el polvo del camino entra en mi nariz, un estornudo hace saltar un gazapo que corre asustado unos metros delante de mí.
El empedrado de la era está limpio, las gallinas han picoteado los últimos granos de la parva, agujeros en tierra descubren bichejos que llenen el buche. El aljibe nuevo seca aún la cal antes de saciarse de agua, el palomar de piedra bulle en un fuerte aleteo, posiblemente un gato haya atravesado una piquera*.
La puerta espera sin la tranca puesta, sus goznes chirrían levemente deslizándose sobre el suelo de aleros. Percibo el calor del rescoldo de la chimenea, sentado, cojo en mis manos la linterna alargada, la observo enhiesta… sonrío… deslizo el interruptor enfocando hacia el techo… la apago guardándola en el cajón de la mesa, otra noche no vendrá conmigo.
Mañana de vuelta de la cantera, compraré una linterna de petaca que no confunda a las carabinas en el próximo baile.



TÍTULO: MACAEL HISTORIAS CERCANAS
AUTOR: ANDRÉS MOLINA FRANCO 



Biografía:

Andrés Molina Franco (Macael, 1964) es Profesor de Oficina de Proyectos de Construcción en el I.E.S. Río Andarax de Almería; ha trabajado en la Escuela del Mármol de Macael durante más de una década. Ha colaborado en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en Purchena. Es asesor del Instituto Galego dans Cualificacións y del Instituto Nacional de las Cualificaciones (INCUAL) perteneciente al Ministerio de Educación para la familia profesional de Industrias Extractivas. Director del curso El Mármol en la Escultura, fundador de Consultores de Rocas Ornamentales S.L., y miembro del Dpto. de Ciencia y Tecnología del Instituto de Estudios Almerienses. Ha publicado diversos libros técnicos sobre el sector del mármol y más de sesenta artículos de investigación en revistas como Almansura, Farua, Az Marmi, Litos, Roc Máquina, Il Informatore del Marmista. Ha comisariado distintas exposiciones artísticas y tiene diversos premios internacionales de Diseño en Mármol.

Premios:

PREMIO PROSA. IFP VERA. 1980 PREMIO Excmo Ayto. de Macael LETRAS Y LITERATURA. Obra Macael Historias Cercanas. 2015