PREDICAMENTOS. MARGINALIA. POEMAS DE ÁNGEL SIMÓN COLLADO

MARGINALINA
PREDICAMENTOS.   MARGINALIA



Prólogo




Escribo, de forma ocasional, y eso es todo.

El cómo y el porqué muy poco importa.

¿Aturdir las horas con mis versos? No lo sé. Nunca lo supe.

Deciros que escribí de tarde en tarde, muy espaciado, algún que otro renglón.

Y los guardé, improvisados, en hojas polvorientas.

¿Alguna explicación? Nunca lo supe.

Alguna que otra vez. Sin ningún drama.

En las horas más claras de la vida.

Sólo el oficio.

O quizás...

Escribo, de forma ocasional. El cuándo y el porqué muy poco importa.









Se encontraba suspendido en su mundo

dando sus cadencias al mar

a la tierra

al aire.

Dejaba tras de sí sus notas

con un desdén febril, meticuloso,

esperando sin sentir,

sin sentir pero sabiendo,

lo que es nada.

Y allí suspendido sonreía a todo;

amargo el rictus en la mirada

y un veneno oculto entre los labios.

Un vestigio de estrella su ventana

al Mar y al Sol en un solo cuerpo.

Se encontraba dormido en sus aires,

dando sus cadencias al mar,

a la tierra,

al aire,

esperando sin sentir,

sin sentir pero sabiendo,

con frenesí de vida,

lo que es la nada.

                                                                 SEGUIR LEYENDO AQUÍ          

PÁGINAS WEB DE AMIGOS

Páginas más activas